Loguearse | Registrarse
Jorge Franceschi: ¨Belgrano sigue siendo superavitario¨

La Voz del Interior | 06/04/2018


 

En el ambiente del fútbol, Jorge Franceschi rompe el molde. Es la máxima autoridad de Belgrano, pero nunca traicionó su bajo perfil. Un poco porque es parte irrenunciable de su personalidad; y otro porque defiende a ultranza un estilo de liderazgo en el que las estridencias no tienen lugar.

La charla con Mundo D aconteció en su casa de barrio Rincón Bonito, en la periferia noroeste de la ciudad, donde sólo los ladridos de "Ilich" y "Gorda" (los dos canes rescatados de la calle), persistentes en su deber de alcahuetear desde el patio la invasión de territorio, hacen un impasse en la tranquilidad hogareña.

Y, un par de días antes de ese aniversario, tendrá lugar la primera Asamblea Ordinaria de socios durante su gestión.

– ¿Cómo fue este primer año?
– Ha sido un año de muchas exigencias. Vivimos situaciones dramáticas, como la muerte del hincha Emanuel Balbo. Y también afrontamos objetivos impostergables, como terminar la tribuna, armar un predio social y renovar un equipo que venía muy mal. Las presiones fueron fuertes, pero salimos airosos en cada uno de esos objetivos. Este Belgrano de hoy no es –ni en infraestructura, ni en puntos, ni socialmente– lo que era hace un año.

– ¿Lo incomoda que algunos sigan hablando de Armando Pérez como “el hombre fuerte de Belgrano”?
– Para nada. No tengo vanidades, ni he buscado el lugar que hoy tengo. La organización y los hechos me pusieron acá. En el fútbol cordobés hay un antes y un después de Pérez y en el club siempre va a ser escuchado. Él siempre dice que quiere “morir en Belgrano”; y nosotros queremos que él “viva en Belgrano”. No ando explicando que soy el presidente porque lo saben bien los que están en el día a día del club. Yo respondo a ellos, a los 250 empleados y a los socios.

– Desde hace tiempo corre el rumor de que Belgrano tiene problemas económicos. ¿Es así?
– No. Hay que explicarlo. En noviembre de 2015, Belgrano tomó la determinación de hacer la tribuna. A pesar de que la campaña de cofinanciamiento no proyectaba lo pretendido, decidimos construir porque escuchamos el pedido de la gente. Desde esa decisión hasta la terminación de la obra, pasaron en Argentina muchas cosas: el dólar pasó de 9,50 a 18,50 pesos y la bolsa de cemento, de 100 a 150 pesos. En el medio, recibimos la sanción que nos impidió jugar con público local y muchos socios dejaron de pagar. Eso hizo que tuviéramos que apelar a parte de los fondos anticíclicos (porciones de las ventas de Franco Vázquez y Emiliano Rigoni) para terminar la tribuna. Hubo un pequeño desfasaje financiero, que acomodamos con una estrategia: hacer una campaña de socios anual en junio, porque sabíamos que ahí debíamos afrontar el pago más grueso, aunque significara resignar en enero el ingreso de las habituales campañas semestrales. Puede haberse demorado el pago a algún proveedor, pero jamás se debió un mes de sueldo, ni a los empleados ni a los jugadores.

– En números, ¿qué erogación final representó la obra del estadio?
– Hicimos una obra de casi 88 millones de pesos con recursos genuinos, sin crédito, sin hipotecar el club, sin meternos en un fondo de inversión, sin quemar la plata de los sponsors. A l “Cuti” (Cristian Romero) no lo vendemos para pagar sueldos, como dicen. Vamos a venderlo (por 1,5 millón de dólares, al Genoa) para terminar de pagar la obra de capital más importante de la historia de Belgrano.

– ¿Cuándo se termina de pagar?
– Hasta julio vamos a pagar cheques de la última parte de la tribuna, correspondiente al foso, las escaleras, las luces y las baterías de baños.

– ¿Se mantiene la aspiración de completar la segunda etapa de las obras durante el presente mandato?
– Lo haremos cuando accedamos un crédito blando, sin volver a pedirle plata al hincha y sin necesidad de un esfuerzo tan grande.

– Semejante inversión,¿condicionó el armado del plantel para esta Superliga?
– No. Siempre dijimos que, a lo largo de estos tres años que se iniciaron en abril del año pasado, íbamos a tratar de conformar un plantel, gradualmente, para competir en las copas internacionales. Me parece que mucha gente no hizo un clic entre este plantel y el anterior. Los jugadores que llegaron son los que fuimos a buscar y vamos a pelear la inserción en las copas internacionales.

– Sin embargo, muchos hinchas entienden que no llegaron los “refuerzos de jerarquía” prometidos…
– Puede ser, pero en 2007 trajimos a Serrizuela, Cáceres, Donnet, “el Chelo” Delgado, Cervera, Oyola… y sin embargo ese equipo se fue al descenso. Está bien que el hincha exija, aunque nunca va a estar conforme. Nosotros creemos que este plantel está a la altura. Para el mercado de pases que viene hemos generado nuevas matrices de financiamiento, como la tienda República de Alberdi, que proyecta una facturación de 15 millones de pesos al año, cuando la franquicia anterior (1905) sólo nos dejaba 500 mil; o el acuerdo que anunciaremos con el Banco de Córdoba.

–¿Es un hecho que Belgrano tendrá que indemnizar a Anderlecht por Matías Suárez?
–Siempre tuvimos claro lo que podía suceder y era una toma de riesgo que asumimos voluntariamente. Antes hicimos una oferta que Anderlecht rechazó. Suárez decidió regresar al país y nosotros le dijimos que, de ser necesario, íbamos a asumir el pago de la indemnización. Salió una sentencia de 540 mil euros que hemos apelado ante el TAS. Veremos cómo se soluciona, pero nos haremos cargo.

– ¿Con qué números se va a encontrar el socio en la Asamblea?
– Belgrano sigue siendo un club superavitario y los números están en orden. Los vamos a exhibir unos días antes, como corresponde. Y también vamos a hablar de lo que quieran los socios. Éste es un club de puertas abiertas y uno de los pocos de Argentina que publicó, en los tres últimos libros de pases, cuál era la situación de cada uno de sus jugadores.



Cuestión de política

– Si todo está en orden, ¿de dónde cree que salen los rumores?
– Creo que quedan heridas abiertas cuando la política partidaria quiere entrar en los clubes y no puede. Hoy estamos viendo el desmadre que sucedió en los clubes en los que entró la política. Nosotros estamos satisfechos de cómo nos manejamos, sin rumores, mentiras ni violencia discursiva.

– Pero en las redes sociales se debate si Belgrano debe involucrarse en causas que algunos perciben como “políticas”…
– Belgrano no está identificado con ningún partido político. Sí está identificado con muchas causas sociales porque su estatuto así lo prevé. Tenemos una función que es la formación de jóvenes en valores a través del deporte; y esos valores tienen que ver con la expansión de derechos, los pedidos de justicia, darle voz a los que no tienen… Estamos en ese lugar y vamos a seguir estando, pero esta comisión es políticamente heterogénea. Me parece que eran otros los que querían meter la política partidaria en el club.

– El gran momento de Talleres, ¿condiciona la mirada del hincha?
– A los hinchas les debe generar algo, pero a los dirigentes no. Me parece que muchas veces se olvidan que Belgrano hace siete años que está en Primera y que, en líneas generales, ha sido un proceso exitosísimo. Hay cosas que otros clubes están proyectando y que Belgrano ya hizo. Tiene lista su ciudad deportiva en un 85 por ciento, su cantera, su trabajo social... Pero es buena la competencia porque genera identidad, socios… y también trabajamos en conjunto.

– Hablemos de política deportiva: ¿Pablo Lavallén va a continuar como entrenador?
– Es un deseo. El contrato que arreglamos era hasta junio para poder balancear, analizar y dar de nuevo; pero nosotros ya le hicimos saber que queremos que siga. Lógicamente, en la cabeza del técnico están los partidos que faltan para terminar el campeonato.

–¿Quién elegirá los refuerzos?
– Es un consenso que surge entre la dirigencia, la secretaría técnica y del cuerpo técnico.

– En inferiores, ¿se cambió la política?
– Se cambió la metodología de juego de los entrenamientos, con una visión tendiente a facilitar la inserción en la primera. Hay una muy buena simbiosis entre (Juan Carlos) Olave y (Daniel) Primo, una metodología uniforme de trabajo y se ven los frutos. Ahora  nutrimos el primer equipo y los seleccionados juveniles.

– Esta conducción de Belgrano, ¿está vista como “rara” en el ambiente del fútbol?
– Siento que somos distintos. No alcanza con hablar de valores; hay que trasladarlos a los comportamientos. Uno se puede equivocar en los refuerzos, el equipo puede tener una mala campaña…  Pero no mentís, no robás, contagiás prosperidad, transformás la realidad, promovés la participación… Entonces, ganar no es un objetivo, sino la consecuencia de todo eso. 


1540 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

Usuario Registrado Anonimo - 181.171....
No te digo PRESIDENTE porque sos un TRISTE SOLDADO del LADRÓN ARMANDO PÉREZ y en este REPORTAJE se nota mucho la ASCENDENCIA del MENTIROSO que tiene sobre vos y el ÍDOLO de BARRO (OLAVE) por eso BELGRANO viene ERRANDO MALINTENCIONADAMENTE en lo DEPORTIVO porque no tiene EXPLICACIÓN la cantidad de MATUNGOS que se trajo y se sigue trayendo como en tu GESTIÓN, salvo algunas pocas EXCEPCIONES; PROFESOR también te quiero decir que BELGRANO por ahora y siempre es solo FÚTBOL y nada más las otras DISCIPLINAS o ASIGNATURAS como AJEDRES, TATETÍ y CORTE-CONFECCIÓN no le da BOLA ni el LORO es puro HUMO que tiró el VIEJO PODRIDO que según vos se quiere MORIR en nuestro CLUB y no es así la cosa este Sujeto se CAGA en BELGRANO en los HINCHAS, SOCIOS y SIMPATIZANTES y vos te USA como FORRO.
08/04/2018 00:36

Usuario Registrado Anonimo - 200.117....
sr presicidente como se sigue esto ahora ud que la sabe todo y tiene el sarten por el mango el año que viene cuando estemos en zona de decenso lo sacara adelante con ACOSTA, SUAREZ , AMOROSO Y OLAVA COMO BUSCADOR TE TALENTO espero que con esta gente lo saque adelante
07/04/2018 15:35

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero