Loguearse | Registrarse
Belgrano: la tribuna Hualfin se empezó a demoler para hacer más grande al Gigante

La Voz del Interior | 29/03/2016


 

 En el mismo momento en que Lionel Messi tiraba paredes con sus compañeros de selección en el predio que Belgrano tiene en Villa Esquiú, un grupo de obreros comenzaba a tirar abajo la tribuna que da a la calle Hualfin en el Gigante de Alberdi. Fue un momento histórico para la “B”. Así lo entendió su presidente Armando Pérez, orgulloso por haber comenzado las tareas de remodelación del estadio.

La vieja tribuna, con lugar para 4.000 hinchas, se empezó ayer a transformar en escombros para darle lugar a una doble bandeja capaz de albergar a 13 mil personas (en el caso de que no se coloquen butacas).

“En febrero de 2017 vamos a estar jugando acá en Alberdi otra vez. Y con casi 10 mil hinchas más que los que ahora ingresaban”, dijo Pérez, emocionado como pocas veces se lo había visto.

“Es más importante empezar la tribuna que tener a la selección en Villa Esquiú. Esto no es la gestión de una persona ni de un grupo, es la de todos”, manifestó el empresario al iniciar la obra en el Julio Villagra.

Ante la mirada del plantel y de unos 300 hinchas que se acercaron al Gigante, Pérez agregó: “Qué lindo que está el campo de Alberdi, nos gustaría jugar lo más pronto posible en este césped”. Tras las palabras del presidente, una de las máquinas comenzó a tirar un pedacito de la Hualfin, en un sector que históricamente utilizaron los hinchas visitantes. Acto seguido, varios pusieron primera rumbo a Villa Esquiú para no desperdiciar la chance de ver a Messi cara a cara.

“Esta tribuna va a llevar cerca de un mes y medio en demolerse. Se va a tratar de granularlo en pedazos muy pequeños para formar un tipo de arena, como para que cada hincha pueda decir que en su casa tiene algo de Belgrano”, explicó Ricardo Olmos, encargado de la obra. Al ser consultado sobre la posibilidad de trasladar esos pedazos de cemento a Villa Esquiú, explicó: “Todavía está en estudio dado que son tribunas hechas con hormigón prefabricadas y la parte que va con tornillos y barras se rompen”.

Recuerdos del corazón

“Todo está guardado en la memoria”, reza una de las canciones más emblemáticas de León Gieco. Y así será para miles de hinchas de Belgrano. Más de uno tendrá alguna historia ocurrida en la vieja Hualfin.

Las fotos del archivo no mienten y recuerdan que durante años allí posaron dos banderas con mucha cancha: una bien pequeña de “General Deheza” y otra, mucho más larga, con la frase “Belgrano un sentimiento”. En esta última década, las reemplazaron los trapos de “Tierra del Fuego”, “Carlos Paz”, “La Calera”, “Urca” y “Oña”, entre otras banderas celestes que se ubicaban allí.

Con lágrimas en los ojos por ver como una parte de la historia Pirata se iba, pero con la emoción por lo que vendrá, los hinchas despidieron de pie a la vieja Hualfin. Nostálgicos, pero felices. Porque para un hincha de Belgrano, nada eriza más la piel que subir a las tribunas del Julio César Villagra, el estadio decano del fútbol cordobés y uno de los más antiguos del fútbol argentino. Y ayer se dio un paso Gigante hacia el sueño del retorno.

Sin los edificios que hoy asoman detrás de ella, en esta imagen se observa la Hualfin en sus primeras épocas, en un partido jugado en la década del ‘40. Entre los recuerdos que tiene, la pequeña tribuna fue testigo del día en que los “encapuchados” hinchas de River invadieron la cancha en la promoción 2011.O en 1991, cuando un espectador le arrojó una empanada al juez de línea Chirinos y Castrilli suspendió el juego con San Martín (T). Inolvidable fue el comentario de Víctor Brizuela: “No fue una agresión, a lo sumo (la empanada) le pudo ocasionar un poco de acidez”.




1646 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero