Loguearse | Registrarse
Estás igual

La Mañana de Córdoba | 17/09/2015


 

Siempre hay un momento para volver a empezar. Belgrano no gana desde hace más de un mes pero eso no debe amedrentarlo, porque esta noche ante Lanús disputará según lo manifestado por sus integrantes “el partido del año”. La Copa Sudamericana es una competencia que el jugador Celeste mantiene como una espina desde 2013, apuesta a pasar de fase pero para eso debe comprometerse.
El 1 a 1 de la ida deja, en los papeles, mejor parado a Lanús pero su técnico ya avisó que no especulará con ese resultado, pues quiere tenencia y salir a ganar.

SI HAY UN 0-0...
Pasa Lanús

SI HAY UN 1-1...
Hay penales

SI HAY UN 2-2 O EMPATE POR MÁS GOLES...
Pasa Belgrano

SI HAY UN GANADOR, POR CUALQUIER MARCADOR...
Pasa a octavos

7
partidos (4 empates y 3 derrotas) lleva Belgrano sin vencer a Lanús, desde el 30 de marzo de 2012, cuando le ganó 1-0 en La Fortaleza con gol de Pérez de penal. La última vez que jugaron en Buenos Aires, empataron 0-0 el pasado 23 de febrero por la 2ª fecha del torneo de 30 equipos.

Guillermo Raed, presidente de Mitre de Santiago del Estero en Radio Impacto

A Belgrano lo complicaron los equipos que esperaron, se cerraron y le jugaron de contragolpe. Lanús supone otro tipo de adversario, más abierto y es ahí donde Lucas Zelarayan, Lucas Parodi y Fernando Márquez deben encontrar su lugar, principalmente el “Chino” de bajas actuaciones últimamente.
Ricardo Zielinski mueve piezas y realiza cuatro modificaciones respecto al empate con Atlético de Rafaela, aunque “sin querer” repite la formación del cotejo de ida por los 16avos de final: Cristian Lema reemplaza a Renzo Saravia (la vez anterior, Saravia estaba lesionado, por eso jugó Pier Barrios), Lucas Parodi a Emiliano Rigoni, y Mauro Obolo a Jorge Velázquez; además del obligado cambio de Pablo Heredia por Juan Olave quien esta noche cumple la suspensión de dos fechas que le puso Conmebol.
Lanús todavía sufre por la caída ante Banfield el pasado domingo y este desquite ante los cordobeses le pude llegar en un momento justo para poder dejar en el olvido la caída ante el adversario de siempre y festejar al avance de fase en un torneo internacional.
También puede ser un arma de doble filo, porque en caso de que el equipo que dirige Guillermo Barros Schelotto sea eliminado por Belgrano será cuestión de minutos para que el presente del “Granate” pase a ser denominado “profunda crisis”.
No obstante, Lanús tiene otro frente de suma importancia y es nada menos que la semifinal de la Copa Argentina, que jugará ante el vencedor de Boca Juniors-Defensa y Justicia; además, está a sólo cinco unidades de ingresar al cuadrangular prelibertadores. 
Las bajas de Matías Ibáñez, Sebastián Leto, Gonzalo Castellani y Lautaro Acosta son de importancia.
El árbitro será el paraguayo Antonio Arias Alvarenga, reconocido en el ambiente internacional por ser estricto con las tarjetas.
El ganador de esta llave jugará en octavos de final ante Defensor Sporting, de Uruguay, que pasó de fase al eliminar a Universitario de Perú.

959 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero