Loguearse | Registrarse
Belgrano: permiso, soy Bolatti

La Voz del Interior | 13/08/2015


 Ocho años y unos días pasaron desde la última vez que se lo vio a Mario Bolatti dentro de una cancha con la camiseta de Belgrano. El volante de La Para fue titular en el Chateau Carreras ese triste 16 de junio de 2007, el día del descenso a la B Nacional frente a Banfield.

Tras una exitosa carrera que lo llevó por Huracán, Porto (Portugal), Fiorentina (Italia), Internacional (Brasil), Racing de Avellaneda, Botafogo (Brasil) y la selección nacional, el volante retornó a un Belgrano, que tiene una realidad muy distinta a la que vivió al irse del club.

Aunque habrá que esperar a la práctica de hoy para que el entrenador Ricardo Zielinski confirme los 11 que serán titulares mañana a las 20 contra Tigre, en el Kempes, es casi un hecho que “el Gringo” será parte del plantel que enfrentará al conjunto de Victoria.

El entrenamiento de ayer en Villa Esquiú comenzó con César Mansanelli en el primer equipo, aunque luego ingresó Bolatti en su lugar y demostró estar en un nivel prácticamente óptimo.

En la lluviosa mañana, “el Ruso” paró en cancha en primera instancia a esta formación: Juan Carlos Olave; Renzo Saravia, Claudio Pérez, Cristian Lema y Federico Álvarez; César Mansanelli, Guillermo Farré, Lucas Parodi y Emiliano Rigoni; Fernando Márquez y Mauro Obolo.

Cuando en la segunda parte de la práctica ingresó Bolatti, Parodi se tiró al costado derecho del mediocampo. De esta manera, “el Gringo” jugó en la posición que suele ocupar el suspendido Sebastián Prediger y le dio al equipo mucha claridad en la salida, siempre con la pelota por el piso.

Esa última formación fue la que más convenció al cuerpo técnico, que descartó las opciones de Gabriel Alanis e Iván Etevenaux para que jueguen desde el inicio. El ensayo de ayer culminó 1 a 1, con tantos de Santiago Giordana para el remanente y de Obolo en los titulares. De confirmarse el ingreso de Bolatti, será un atractivo más para ir a ver a un Belgrano que, si mañana gana, quedará (al menos en forma transitoria) tercero junto con River.

El volante de La Para lleva jugados 88 partidos (36 en Primera División) en la “B” y fue titular en 81 ocasiones. Además, acumula cuatro rojas y un único gol, marcado ante Quilmes en la victoria por 3 a 2 el 5 de noviembre de 2006 (Ezequiel Arriola y Paolo Frangipane hicieron los otros tantos).

“Yo ya estoy a disposición del técnico. Es difícil controlar la ansiedad, uno siempre quiere estar dentro de la cancha que es donde más cómodo y más feliz se siente uno. Estoy trabajando para eso, ya la verdad que falta poco, estoy en la recta final”, le había dicho “el Gringo” esta semana a Mundo D.

La historia de un regreso

Durante una tarde del último verano Bolatti decidió entrenarse en pleno Parque Sarmiento. Como era de esperarse, su presencia no pasó inadvertida para un lector de Mundo D, que de inmediato envió una foto para nuestro sitio web.

Horas después de la publicación de esa información, Bolatti recibió un ofrecimiento de un directivo del club para entrenarse en Villa Esquiú y allí se produjo un acercamiento. Al comienzo, sólo fue una cuestión de puesta física en el predio. El volante había culminado hacía poco su temporada en el Botafogo, de Brasil, y quedó libre del Internacional. Vino a Córdoba a esperar alguna propuesta del exterior y, mientras, se entrenaba por su cuenta.

Su pasado en Belgrano lo llevó a utilizar las instalaciones del Pirata para mantenerse en forma. De todas maneras, Mario trabajaba aparte del grupo, ya que la intención del DT era sumar un delantero y no otro volante. Incluso, cuando Zielinski armó la lista de posibles refuerzos para el segundo semestre, no incluyó al ex-Huracán.

Sin embargo, hubo un hecho que cambió la perspectiva de Zielinski: el retiro de Esteban “Teté” González. Acto seguido, “el Ruso” reclamó un jugador en ese puesto, y como Bolatti estaba disponible, los dirigentes comenzaron a charlar. En el medio, hubo negociaciones con Federico Bravo (Boca Juniors) y otros mediocampistas centrales.

Mientras los hinchas se ilusionaban, “el Gringo” de La Para era claro al afirmar que priorizaba la chance de jugar en el exterior, lo que causaba cierto malestar en algunos hinchas piratas. Encima desde la dirigencia del club anunciaban que era un hecho su llegada, al mismo tiempo que el jugador decía que únicamente había acordado la posibilidad de ser inscripto antes del cierre del libro de pases. Las redes sociales “explotaban” con comentarios de todo tipo.

Pero tras las idas y vueltas, el 16 de julio el volante firmó contrato por dos años con Belgrano, que mañana puede comenzar a recuperar en cancha a un hijo pródigo.Todo el pueblo pirata lo espera con los brazos abiertos.

1197 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero