Loguearse | Registrarse
Emiliano Rigoni: Uno siempre sueña con la selección

La Voz del Interior | 13/05/2015


 

Los sueños son sumamente importantes. Nada se hace sin que antes se imagine. Albino Rigoni, abuelo de Emiliano, proyectó años atrás todo lo bueno que le está pasando a su nieto, figura y goleador en un Belgrano que está peleando por la punta en Primera División junto a los más poderosos.

Desde el día en que convirtió su primer gol en primera, el volante celeste dejó en claro cuán importante fue su abuelo en su vida: tras el tanto a Boca Juniors en la Bombonera, el pibe de Colonia Caroya se besó su brazo, donde lleva tatuado a quien define como “el padre de mi viejo”. 

"Él fue el que me inculcó todo, el que me llevó de chico a jugar. Y me hizo seguir este camino que es muy lindo", recuerda Rigoni sobre su abuelo.

“Siempre hay alguien que te empuja en la vida para hacer las cosas. En mi caso fue mi abuelo. Él fue el que me inculcó todo, el que me llevó de chico a jugar. Y me hizo seguir este camino que es muy lindo. Lo llevo en la piel, hoy no está con nosotros. Y cada gol que hago me recuerda mucho a él. Me trae a la mente todo el empeño que puso para que yo siga esto”, le contó Rigoni ayer a Mundo D tras la práctica en el predio de Villa Esquiú. 

Después de 10 años entrenándose en Belgrano, el mediocampista se consolidó como titular en el equipo que dirige Ricardo Zielinski y es el goleador del Pirata en lo que va del campeonato 2015. Tan buenas vienen siendo las actuaciones del ambidiestro, quesu nombre está sonando como uno de los candidatos a estar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

“Vi los comentarios. No sabía qué tan cierto podía ser. Uno siempre sueña con la selección, es lo máximo para un jugador argentino. Poder defender esos colores sería muy lindo. Hay que seguir trabajando, falta mucho para Río de Janeiro todavía”, señaló Rigoni, quien luego amplió: “Creo que si sigo haciendo las cosas bien, alguna posibilidad puede haber. Pero siempre con la cabeza tranquila y trabajando para seguir creciendo. Ojalá pueda darse, es algo muy lindo que lo sueña cualquiera”. 

Con 22 años cumplidos en febrero pasado, el caroyense tiene la edad justa para los Juegos Olímpicos, ya que los planteles podrán estar conformados por futbolistas nacidos desde 1993 en adelante (más tres mayores).

Sobre su tanto ante Arsenal, que fue el primero en Córdoba de los ocho que lleva en su carrera, el futbolista contó: “Sinceramente me puso muy contento poder convertir en el Kempes y festejarlo con nuestra hinchada. Es algo que no lo había vivido nunca porque siempre la metía de visitante. Estaban mi vieja (Silvia) y mi hija (Francina), así que esta vez el gol fue para ellas”. 

–¿Qué te produce este momento histórico de Belgrano?
–Estoy muy contento, tratando de disfrutarlo. Estamos haciendo un buen campeonato y no podemos aflojar. Desde que me tocó estar en el plantel nunca había vivido un momento tan bueno con el club, así que se disfruta mucho.

Los caminos de la vida

Rigoni aún recuerda aquella tarde en 2005 cuando junto a un grupo de amigos de Colonia Caroya se presentaron a una prueba de futbolistas para Belgrano. De todos los que vinieron, apenas tres se quedaron en el club, aunque al día de hoy el único “sobreviviente” es Emiliano.

“Me acuerdo que caí con unos amigos para ver qué pasaba y ahí arrancó esta historia. Todos fueron dejando. Ahora son amigos míos del grupo, pero no jugadores de Belgrano. Ellos disfrutan de otras cosas que yo no puedo. Pero gracias a Dios estoy haciendo lo que me gusta y me siento muy feliz”, destacó el volante.

"Lo disfruto mucho, hoy me siento un privilegiado por estar en esta institución y vivir lo que estoy viviendo", cuenta Rigoni.

 

Mientras camina rumbo al vestuario en el predio del club, Rigoni recordó cómo fue cambiando todo en esta década: “Llevo 10 años acá (Belgrano) y la verdad es que el crecimiento que ha tenido Belgrano y todo lo que ha ido sucediendo ha sido de menor a mayor y uno va viendo cómo va creciendo todo. Lo disfruto mucho, hoy me siento un privilegiado por estar en esta institución y vivir lo que estoy viviendo”. 

Aunque el presente le sonríe a “el Bala”, como le dicen a Rigoni, no todas fueron rosas al comienzo de la temporada: por recomendación de su representante, Juan Oller, el futbolista envió el mes pasado una carta documento al club en la que se negaba a recibir un aumento salarial.

En ese momento, los directivos del Pirata fueron contundentes al afirmar que apostaban al “profesionalismo” del juvenil, cuando sostuvieron que el aumento fue recibido por el jugador, quien firmó los comprobantes respectivos.

En medio de los tironeos entre los dirigentes y el representante, hasta se pusieron en duda las ganas del futbolista por quedarse en Belgrano, ya que Oller le había comentado de una oferta de Independiente de Avellaneda.

Sin ánimo de polemizar, Rigoni recordó la situación y dijo: “No me molestó lo que se decía. Siempre traté de manejar las cosas con la misma calma con la que estoy jugando hoy. Siempre queriendo jugar como se está dando ahora. Gracias a Dios la gente lo está entendiendo y es lo que quise en todo momento. Por ahí son cosas que se manejan de afuera... pasan en todos los clubes. Lo importante es jugar, después viene todo lo otro. Hoy estoy jugando y tengo el apoyo del cuerpo técnico y del grupo, que siempre me bancó”.


1026 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero