Loguearse | Registrarse
No saber, no poder

La Mañana de Córdoba | 17/03/2015


 

Belgrano no perdió por Romeo Santos. Pero el “Rey de la Bachata” dejó al campo de juego peor de lo que estaba. Y Belgrano dentro de un terreno inhóspito pudo jugar muy poquito, casi nada. Y encima si cuando ese puñado de buenas intenciones choca permanentemente con limitaciones propias, todo se hace cuesta arriba.
El “Pirata” tuvo 15 minutos en el entretiempo para repasar lo bueno y lo malo que hizo en el primer tiempo. Sin embargo, no contaba con un inocente tiro de esquina que dio Renzo Saravia y el posterior penal que cometió Lema. O sea, si al minuto ya perdía entonces todo lo que se dijo no tenía sentido.

3 expulsados en cinco fechas tiene Belgrano en el torneo. Prediger anoche, Barrios en el debut ante Chicago y Saravia frente a Lanús.

Incómodo. Así jugó Belgrano. Hasta que el árbitro Sergio Pezzotta paró a los 31 minutos de juego el primer segmento, Aldosivi le hizo un partido trabado, mordido y por momentos de igual a igual. Sin dudas que pagaba una fortuna por un empate pero se encontró con un Belgrano apático. El DT Ricardo Zielinski trastrocó el medio, mandó a Lucas Zelarayan de media punta y los marplatenses se replegaron. Fue el momento de dos jugadas claves: un tremendo penal que el juez no vio a Mauro Óbolo y un offside mal cobrado a Fernando Márquez que tuvo destino de red.
Pero que el agua no tape el bosque. Belgrano no estaba haciendo nada, pero nada de lo que demostró ante Independiente. Sólo la seguridad de Cristian Lema, las subidas de Saravia, las ganas de Guillermo Farré y Sebastián Prediger, y el intento confuso de Márquez le dieron color a una noche que pintaba fea.
El nerviosismo con el que jugó todo el segundo tiempo fue un pelotazo en contra. El penal de Lema, el verse abajo, la infantil expulsión de Prediger, posicionó al equipo más arriba pero no le salió nada porque el “a la carga barracas” en medio del potrero que fue el campo de juego, fue un querer y no saber además de no poder. Aldosivi se paró y jugó como el Belgrano de los primeros tiempos en Primera, esperando y saliendo rápido de contragolpe con un Pablo Lugüercio intratable y convertido en la figura del partido, al punto de generar sólo todos los problemas que Belgrano evidenció.
Y tuvo chances, pero Emilio Rigoni estuvo errático, Zelarayan también, Óbolo perdió todo por arriba y los cambios no surtieron efecto.
Fue un tropiezo. Quizá el menos pensado ante un rival que no había ganado y produjo un hecho histórico: sumó su primera victoria en la máxima categoría.

LA FIGURA
Pablo Lugüercio (8). Gran partido del “Payaso”. En esta versión retrasada como volante, debe haber jugado el mejor cotejo de los últimos tiempos. Por él, Aldosivi ganó.

LA CLAVE
Aldosivi se paró y jugó como Belgrano lo hacía “antes”. Tuvo la virtud de incomodarlo siempre, marcó el gol, se replegó, jugó con los nervios ajenos y festejó.

EL ÁRBITRO
Sergio Pezzotta (Mal). Dejó tela para cortar. No vio un claro penal a Obolo pero sí la patada de Lema. Fue muy permisivo por momentos y riguroso en otros. Mal, pero para los dos lados.


“Nos perjudican siempre”

Hay que decirlo. Juan Carlos Olave da la cara siempre. Gane, pierda o empaten, tenga la razón o no, el arquero de Belgrano siempre expone su punto de vista, y es de lo que evitan ponerse el cassette. En ese marco, el golero, que ya tenía un rostro que denotaba su malestar por la caída sufrida en casa, tiró una frase contundente: “Después de aquel penal a River, no se animan a cobrarnos nada”. Más claro, echale agua.

“Yo sí cometí penal, pero también tenía que haber cobrado de Obolo y el gol de Rigoni. Jugamos mejor en el primer tiempo, en el segundo, entramos medios dormidos”.
Cristian Lema

“Fue penal y gol, y en un partido tan cerrado como el que jugamos, eso te cambia todo. Te condiciona. Ellos jugaron bien, manejaron el juego desde la boca, a gusto y placer”, continuó con su análisis “Juanca”, mientras miraba reiteradamente el vestuario del juez Sergio Pezzotta, a quien siguió apuntando. “Nos perjudican siempre. La semana pasada en Avellaneda no hablamos porque estábamos contentos con el triunfo pero nos habían perjudicado también, aunque la alegría superaba a la calentura. Ahora nos perjudicaron otra vez, sólo que esta vez estamos calientes porque perdimos. La bronca es que las equivocaciones tienen que ser siempre par el mismo lado. No es “todo pasa”. Se equivocaron como todos, pero últimamente nos viene pasando lo mismo”.
Y de paso, también le tiró a los periodistas: “Ustedes la hacen fácil. Cuando pierde un equipo de Córdoba quieren hablar del juego, pero cuando pasan estas cosas,  hay que decirlo. Porque el perjudicado siempre es el equipo del interior. Asombra ya a esta altura”. Sin embargo, después Olave bajó decibeles y afirmó: “Fuimos más amor propio que un equipo de fútbol. Pero nos condicionó lo del árbitro. Estoy enojado con el resultado y las dos jugadas clave que nos terminaron lastimando”. 
Finalmente, sin bajarse de la bronca, sostuvo: “También tenemos que hacer autocrítica porque no jugamos bien, entramos en un desorden que no nos benefició. Y el rival aprovechó”.

“Nos vamos de igual manera que nos fuimos ante Independiente, porque las divididas siempre fue para los otros. Nos tenemos que acostumbrar porque eso ya es muy notorio”. Claudio Pérez

“Creo que todos arbitran de buena fe, que no es a propósito. Hay cuestiones que son ajenas a nosotros. Hicimos un esfuerzo bárbaro y perdimos, por eso estamos con bronca”.Guillermo Farré



852 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero