Loguearse | Registrarse
Fernando Márquez: He cambiado algunas cosas

La Voz del Interior | 02/02/2015


"El Cuqui" Márquez reconoce que ahora se siente muy bien. (Foto: José Hernández)
"El Cuqui" Márquez reconoce que ahora se siente muy bien. (Foto: José Hernández)
 

Belgrano ha recuperado a Fernando Márquez. Junto con Lucas Zelarayán hacen jugar al equipo y con Emiliano Rigoni, más Mauro Obolo le han cambiado la cara al primer equipo celeste. “El Cuqui” de las asistencias quirúrgicas y de los goles difíciles es el que salió a escena. “Es cuestión de convencerse”, es el prólogo de la historia de su recuperación y de quienes lo ayudaron.

“Hubo una jugada que armamos con Obolo y que la quise tirar por arriba. El arquero la sacó. Después, tuve otro. Fue en un córner. Me quedó para patear y Munúa nuevamente la desvió. Solamente faltó el gol. Nos fuimos con esa sensación de que lo podíamos haber ganado. Estoy contento porque jugamos con un equipo grande. Merecimos ganar y, además, no nos metieron goles. El balance de la pretemporada es bueno. Ojalá esto sirva para corregir la definición así llegamos al partido con Chicago de la mejor manera”, dijo Márquez sobre el amistoso contra Nacional y pensando en lo que viene.

"Nos ilusionamos con algo mejor a lo que venimos dando en los campeonatos", contó "el Cuqui".

–¿Nace un nuevo Belgrano?
–Ojalá. Puede ser. Nos ilusionamos con algo mejor a lo que venimos dando en los campeonatos. ¿Por qué no ilusionarnos con hacer un torneo como el que se hizo cuando llegamos a los 36 puntos, aunque ahora hay 10 equipos más? Hay que lograr esa regularidad. Hay que aprovechar al jugador más destacado que es Zelarayán, para mí. Nos hace jugar a todos. También la velocidad de Rigoni y cómo pivotea Obolo. Hay que sacar réditos de eso. Y hay que mantener el buen momento que vive la defensa.

–Y vos... Tu presente es bueno, muy parecido al del mejor Márquez que se vio en Belgrano. ¿Cuánto te costó recuperar esas virtudes?
–Bastante. La pasé mal porque no he jugado. Es cuestión de confianza. Si uno no está preparado de arriba, no lo puede hacer. Tal vez eso pasaba. Tal vez pensaba que no se podía. He cambiado algunas cosas y me siento bien. Terminé jugando al final del torneo y convertí algunos goles. Me siento bien. Suma. Pero lo que valdrá será el partido ante Nueva Chicago. Ahí se verá si estamos bien en equipo. En lo personal tengo un de­safío: arrancar como titular y tener­ un buen año. Para darle una alegría a los que siempre están sufriendo con uno y serle útil al equipo.

–Belgrano nace al medio de las partidas de Pereyra, Furch, Pittinari y cuando el DT anunció que se va a fin de año...
–Tal vez el DT ha encontrado ju­gadores para intentar jugar. Espe­remos que salga. Tenemos juga­dores de buen pie. Hay que pensar que se puede. Que si se arriesga no quedemos mal parados. Hay que aprovechar lo que el rival nos da. Y nunca hay que olvidar lo que le dio a Belgrano muchos resultados, que fue esperar y salir de contraataque. Hay que mantenerlo como un arma.

–¿Quiénes te ayudaron a convencerte de que podías?
–Convivo con mi mujer, la madre de mi futura hija. Primero ella, también buscamos ayuda profesional. Encontré una salida. Me siento bien, mucho mejor. También destaco las palabras de mis compañeros. Conmigo y con otros. De hacernos ver que tenemos cualidades para desplegar buen juego y que le podemos ser útiles al equipo. Es cuestión de convencerse. Las cosas en algún momento no van a salir. Pero hay que tratar de sobreponerse y seguir intentando.

–¿Objetivos? ¿Qué piensa el ­grupo?
–Estamos pensando en ganar el primer partido ante Chicago. Arrancar ganando en casa sería muy bueno. No hemos tenido tantos buenos resultados en el Kempes como en Alberdi. Hay que hacer sentir esa localía. Que en Alberdi se hace sentir.Después, si se da la clasificación a la Copa, habrá sido otro logro de este grupo que le dio tanto a Belgrano. No es algo que sucede siempre. Muchos equipos quieren lograrlo. Después si se da, la idea es pasar de fase. Uno siempre se ilusiona con cosas. En el torneo local, no hay equipos fáciles. Todo es muy parejo. Salvo algunos que marcan diferencia.

–¿Te hablaron de Lanús?
–Sé que la oferta llegó, mediante mi representante. Lo dijo en una radio de Buenos Aires y fue rechazada. Él se ocupa de eso. A mí me pidió que juegue. Se me dio. Estoy pensando en ganar y en que voy a ser padre.

–Al no jugar, ¿se planteó la chance de cambiar de club o pensaste en revertir todo acá?
–A mediados del torneo pasado pensé en tener que cambiar de aire. Pero llegó el cambio en el momento justo. Tal vez, antes de Godoy Cruz haya tenido algún partido para entrar, pero no estaba bien. Tuve la chance con los mendocinos, hice el gol y, luego, acompañó el equipo. Todos tenemos que seguir así. Uno solo, no alcanza. Hay que acompañar. Hay que hacer una localía fuerte. Le tiene que pesar al rival.

1289 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero