Loguearse | Registrarse
Proverbio ¨Chino¨ y nueva victoria de Belgrano
14/09/2014 20:47hs
Maximiliano Martín | PortalCeleste
maximartin@portalceleste.com.ar


Belgrano le ganó a Vélez por 1 a 0 con gol de Lucas "Chino" Zelarayán. El equipo del "Ruso" demostró un buen juego colectivo y un funcionamiento determinante para quedarse con los tres puntos en casa.

En la antesala, un partido que prometía emociones. Belgrano recibía a Vélez en Córdoba con la necesidad de volver a la victoria, de reencontrarse con su identidad de equipo duro, aguerrido y hacerse fuerte en casa. Vélez con la presión de volver a ganar después de un arranque prometedor pero que acumulaba dos empates en las últimas dos fechas que le hacía perder lugares entre los primeros.
En el primer chico, de arranque nomás, fue Belgrano el que imponía condiciones, aunque sin brillos. Ordenado, mesurado en la recuperación y distribución de balón y bien parado al medio. Vélez haciendo lo que siempre hace: tocar corto, asegurar pases, cansar al rival. Belgrano logró descifrar la intención de la visita y dejó jugar, sin que los de Liniers generaran muchas situaciones de peligro. Y decimos esto porque Olave no trabajó demasiado, ni renegó con su defensa, que se mostró confiada, segura y sin complicaciones. A los 14' llegaría la primer emoción para el Celeste. Rivadero recupera un balón al medio, levantó la cabeza y tocó para Zelarayán, tac para Furch, tac para Pereyra quien se perfiló y sacó un remate envenenado, Sosa no contiene y el rebote lo capitalizó Zelarayán quien de espaldas remató para atrás y la mandó al fondo de la red. Gol con justicia, porque Belgrano había generado situaciones y fue el que más cerca estuvo. No reaccionó Vélez y Belgrano continuó con su libreto. Un libreto con sistema de funcionamiento cambiado. Mejorado. Siguió esperando a Vélez, pero no se encerró en su campo. Y esa fue la clave del rendimiento celeste. A los 24' Furch podría haber aumentado el marcador, pero Domínguez la sacó de la línea como último recurso, ya que Sosa había sido abatido.
El desarrollo del resto del primer tiempo no mostró nada más de lo visto. Belgrano era levemente superior, no el que más tenía el balón, sino quien sabía qué hacer cuando la tenía. Y eso fue importante para mantenerse arriba en el marcador e irse al descanso ganando por la mínima. Pero bien.

El segundo tiempo fue más vertiginoso de ambas partes. Vélez salió a empatar rápido, y Belgrano tuvo que replegarse para cuidar su valla. Replegarse que no fue colgarse del arco, porque no fue muy inteligente Vélez con la pelota en los últimos metros. Estuvo cerca Emiliano Papa con su remate de tiro libre a los 5', pero el balón se fue por arriba del travesaño. En la réplica, Zelarayán recuperó un balón en 3/4 de cancha, encaró hacia el área y sacó un potente remate a colocar, pero el balón se fue cerquita del palo izquierdo de Sosa que se estiraba, pero no llegaba. A los 12' Sosa se transformaba en figura de Vélez, porque otra vez se lució y le tapó el gol a Pereyra. La jugada había sido generada por Furch quien descarga para Mansanelli y el "Indio" habilitó al Picante en su diagonal para que ajusticiara a Sosa. Fue la más clara que no pudo ser. Habría más y sería para Belgrano. A los 21' Cristian Lema ganó de guapo en media cancha, encaró al área y en las puertas de la 18 remató fuerte obligando a Sosa a tapar y dar rebote. En la carrera llegaba Pereyra, pero el línea entendió que estaba en offside. Otra chance celeste, fue a través de un cabezazo de Aveldaño en el segundo palo, tras centro de Zelarayán de tiro libre. Sosa otra vez se encargaba de ahogar el grito de gol. Belgrano fue superior precisamente porque supo qué hacer con el balón en su poder. No se interesó en ganar tenencia. Y eso le costó a Vélez, que con lujitos y tiki-tiki no hizo más que amagar y no generar demasiado peligro. El laburo sistemático de Belgrano es lo más destacable para los minutos finales, porque el "Ruso" nunca fue de arriesgar y menos en su partido 150. Entonces generó cambios, buscando más bien tener la pelota, asegurarla, que seguir punzando a Vélez. Y salió bien, porque no perdió presencia en el campo y porque también pudo haber lastimado de contra con Márquez y Furch.
Muy inteligente el partido que procuró Belgrano. El equipo logró plasmar la idea de su DT, es decir, toque rápido, simple, sin complicaciones y sobre todo, solidario. La ovaciones fueron muchas, pero Furch conquistó el aplausómetro al ser reemplazado. Su trabajo fue fundamental, bajó todos los balones, pivoteó e hizo crecer la labor de Mansanelli y Pereyra. Por el otro costado, Zelarayán fue humilde, pero agresivo y siempre respaldado por Farré para el armado del medio. Rivadero y un regreso enorme. El juvenil jugó por la "madre" y fue muy seguro en el medio. En la defensa, destacamos el orden. Álvarez recuperando su nivel, Lema y Aveldaño impasables y Barrios que hasta se dio el lujo de tirarse de volante, la pisó, amazó y siempre que logró conectarse con Mansanelli, generaron peligro por la banda derecha.
Se recuperó la memoria. Se respetó lo entrenado en la semana. Se jugó bien. La hinchada, que llegó en gran número, lo reconoció y se fue alentando a su Belgrano por el gran partido jugado, que coronó con una victoria más que valiosa.

Síntesis:

BELGRANO 1: Juan Olave; Pier Barrios, Lucas Aveldaño, Cristian Lema y Federico Álvarez; César Mansanelli, Guillermo Farré, Marcos Rivadero y Lucas Zelarayán; Julio Furch y César Pereyra. DT: Ricardo Zielinski

VÉLEZ SÁRSFIELD 0: Sebastián Sosa; Fabián Cubero, Sebastián Domínguez, Emiliano Papa y Fausto Grillo; Leandro Desábato, Lucas Romero, Leandro Rolón y Alejandro Cabral; Jorge Correa y Milton Caraglio. DT: José Flores.

Árbitro: Germán Delfino (el juez también jugó su partido, dejando mucho que desear)

Amonestados: Rivadero (B), Furch (B), Grillo (VS), Farré (B), Desabato (VS)

Cambios en el 2° Tiempo: Asad por Romero (VS), Nanni por Rolón (VS), Márquez por Pereyra (B), Velázquez por Zelarayán (B), Martelli por Cabral (VS), Bengtson por Furch (B).

Goles: Lucas Zelarayán (B)


"Oléeee Olé Olé Oléeeee, Rusoooo, Rusoooo". Estruendoso reconocimiento de la hinchada celeste para con el entrenador Ricardo Zielinski, quien alcanzó los 150 partidos como DT de Belgrano. En la ocasión se le hizo entrega de una plaqueta en reconocimiento a la trayectoria, acompañado por la ovación del pueblo pirata. Al final, que mejor festejo que con una victoria de su equipo.

"Alberdi única prioridad. 324 días sin jugar en Alberdi". Durante todo el partido, se lució en la tribuna Gasparini una bandera que manifestaba esa leyenda, haciendo público y único, la ansiedad de la gente por volver al barrio. Es decir, jugar en el Julio César Villagra.
2816 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero