Loguearse | Registrarse
Ricardo Zielinski: A veces parece que necesitan a Copperfield

La Voz del Interior | 10/06/2014


A Ricardo Zielinski, el primer llamado de Mundo D lo sorprendió en la carnicería. Unos minutos después, el fuego ya estaba en marcha. El asado compartido con sus afectos es un momento excepcional. Durante la mayor parte del año, la distancia impuesta por su trabajo como DT de Belgrano le regatea ese tiempo tan necesario con la familia que lo espera en Lanús. Por eso, “el Ruso” lo disfruta, aunque no pueda sacarse el equipo de la cabeza. “La verdad es que (con el cuerpo técnico) seguimos laburando. No podemos relajarnos porque pensamos todo el tiempo quién puede venir y quién no. El movimiento del fútbol no para en este tiempo porque es la etapa más importante, la del armado del plantel”, dijo el entrenador iniciando un diálogo que, en jugo, competirá con la carne “a punto” que saldrá de la parrilla antes de lo que dicen los manuales.

–Se habla de un refuerzo por línea. ¿Alcanza o esperás alguno más?
–En principio, no pusimos un número. Pero, como todos los años, tratamos de traer lo necesario y lo menos que se pueda. Siempre tratamos de acomodar las incorporaciones a la parte económica del club. El proyecto es ir llevando de a poco a los chicos hasta que, en algún momento, ellos mismos marcan la necesidad de ser más importantes en el equipo. No es fácil jugar en la primera de Belgrano. Hay que hacer un mérito importante.

"Siempre apostamos a traer jugadores que jerarquicen el plantel. Nunca pensamos en traer alguno que sea igual o peor a los que ya tenés, porque en ese caso no traeríamos a nadie", sostiene "el Ruso".

–¿La idea es engrosar en número un plantel corto o traer jugadores que, a priori, sean titulares?
–Siempre apostamos a traer jugadores que jerarquicen el plantel. Nunca pensamos en traer alguno que sea igual o peor a los que ya tenés, porque en ese caso no traeríamos a nadie. Además, acceder a cierto nivel de jugadores significaría entrar en una batalla perdida de antemano con los clubes que pueden gastar mucho más. Pero la idea es mejorar lo que tenemos.

–El de Belgrano es uno de los planteles más experimentados de Primera División. ¿Todavía no vislumbrás una necesidad de recambio?
–Los jugadores base de este equipo son los responsables de que, en estos tres años, Belgrano haya sido uno de los mejores 10 del fútbol argentino. Yo estoy orgulloso de ellos. Son el alma de Belgrano y un apoyo importantísimo para los chicos que vienen. Estoy muy tranquilo. El bajón del último torneo fue general, no particular. Jugamos cada tres días con un plantel que hace tres años que viene peleando cosas importantes. Es lógico que en algún momento el nivel baje.

–¿Fue contraproducente suponer que Belgrano estaba más para el último torneo?
–Me da la impresión de que no era necesario decir las cosas para materializarlas. Por ahí, subimos la vara. Hay que volver a la humildad que nos ha caracterizado. Si en algún momento volvemos a pelear el campeonato, será desde atrás, como le pasó a Gimnasia este año, sin ningún tipo de obligaciones. Obligados están otros equipos que gastan 20 veces más que nosotros.

La medida justa

Aunque lo intenta, Zielinski no puede disimular cierto enojo por lo que percibe como una exigencia desmedida de algunos hinchas.

–Para este Torneo de Transición, ¿cuál será el objetivo?
–Apuntamos a ser competitivos, como lo fuimos en los últimos tres años. El día que comencemos un campeonato creyendo que no estamos para pelearlo, lo habremos perdido antes de salir a jugar. Evidentemente, y por las cosas que viene haciendo este plantel, las expectativas han ido en aumento, pero a veces son desmedidas. Hacer 50 puntos todos los campeonatos no es fácil. Hay que tener buena memoria porque parecería que nada alcanza.

–Parece que estuvieras enojado con cierto exitismo que algunos hinchas vienen expresando...
–Todos queremos más, pero lo primordial es que la situación económica del club no se comprometa. Se podría hacer una fiesta, pero después alguno la va a pagar. Lo importante para Belgrano es mantenerse 20 años en Primera. Este club vivió momentos muy complicados por haber gastado más de lo que tenía. A nosotros se nos pide que seamos austeros, que peleemos los campeonatos, que pongamos los pibes, que juguemos en el Kempes… A veces parece que necesitan a (David) Copperfield, no a mí.
–¿Sentís que el trato no es igual para todos?
–El fútbol argentino, en vez de premiar a los que hacen las cosas bien, los castiga. Los que hicieron las cosas mal pueden incorporar y seguir endeudándose. Y ahora habrá 10 ascensos. Uno se siente castigado por hacer las cosas bien.

–¿Creés que es fundamental la remodelación del Gigante de Alberdi para recuperar la localía?
–Jugamos en el Kempes porque hay mucha más gente que quiere ir a la cancha de la que puede albergar Alberdi. Lo entiendo. Pero, en líneas generales, al déficit del último torneo lo tuvimos de local. En un fútbol tan parejo, los que pueden sacan ventaja de un estadio más chico, con la gente más cerca de los jugadores. Alguna ventaja damos. No es una excusa, pero los detalles, aunque no son decisivos, sí son importantes.

La charla no da para más. Las brasas piden a gritos que se sacrifique un churrasco, pero “el Ruso” seguirá pensando en Belgrano.

Celestes

¿Se queda? Parecía un hecho que el uruguayo Sergio Rodríguez dejaría el club. Sin embargo, en las últimas horas se reflotó la chance de que continúe formando parte del plantel al menos hasta diciembre.
Refuerzos. En declaraciones a Radio Sucesos, el vice Abraham Rufail descartó de plano el regreso de Claudio “Chiqui” Pérez y le dejó una puertita abierta a Ezequiel Videla: “No es descabellado, aunque nunca se lo mencionó hasta ahora”. Ratificó que se está buscando un jugador por línea.

2461 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero