Loguearse | Registrarse
“Que sea el principio de una larga carrera”

La Mañana de Córdoba | 08/04/2014


A los 21 años, Lucas Zelarayan cumplió un sueño por el que trabajó desde que llegó a Belgrano allá por 2009. Ser titular (lo fue en la 1ª fecha del Inicial 2013, ante Lanús), frente al gigante River Plate y quedar en la historia como el protagonista. “Apenas me recosté anoche (por el domingo a la noche), la cabeza me daba vueltas, pensaba muchas cosas y se me hizo difícil dormirme. Estaba muy emocionado”, contó el ‘Chino’ sobre los momentos posteriores a la gran victoria. Pero aduce que el disfrute duró poco “porque me levanté temprano para ir a entrenar. Pero mi casa el domingo fue una fiesta, con amigos, familiares, una emoción grande por cómo se dio todo, porque todos somos hinchas de Belgrano”.
Los hinchas lo pedían insistentemente. Lo querían ver de entrada. Y él les dio la derecha. Sobre el final del partido ante el Millonario, el “Chinooo, Chino...” bajó de los cuatro costados del Mario Kempes. “Me quedé sin palabras. Es algo fenomenal que la gente grite tu nombre, emocionante y soy un agradecido al hincha que siempre me demostró cariño”.
Se han ido todos en el predio de Villa Esquiú. Fue el último jugador que se marchó de allí ayer. Como buen pensador, se quedó más de media hora en la sala de hidromasajes rememorando su día (o su noche). En diálogo con PODIO sabe que aún no ganó nada, que esto sólo es el comienzo: “No me la creo por haber hecho un gol. No quiere decir que me gané la titularidad, debo mejorar para tener continuidad y demostrar que puedo estar”.
Zelarayan le puso sacrificio a su juego y así llegó al gol, por testarudo: “Eso es algo que me inculca el cuerpo técnico. Belgrano es un equipo que corre mucho y uno trata de sacrificarse para ser más completo”. De hecho, tuvo que batallar en el mediocampo con Cristian Ledesma hasta que éste salió: “El técnico me pidió que trate de no dejar jugar al ‘5’ de ellos. Cuando no teníamos la pelota volvía ahí y a la hora de tener el balón podía jugar libre y aprovechar los espacios”.
Reconoce que despierta en el simpatizante de Belgrano un sueño, una idea de que con él todo puede ser distinto: “Mucha gente confía en mí y por ahí no tenía muchos minutos. Hoy les estoy agradecido a los que me apoyaron y confiaron en mí. Ojalá esto sea el principio de una larga y buena carrera”.
El gol no gol, como lo bautizó el periodista “Tití” Fernández, lo vio así el enganche de barrio Residencial Oeste: “La vi varias veces a la jugada y no se puede sacar un resumen concreto. Barovero cae encima de la pelota y ahí parece que no entró. Pero cuando el arquero se le tira encima al balón, parece que la termina de meter toda... Pero lo cobraron, en todos lados salió que Belgrano ganó 2 a 1 y eso es lo más importante”.
1954 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero