Loguearse | Registrarse
Las fortalezas y debilidades de Belgrano

Día a Día | 10/03/2014


La que tiene el equipo de Ricardo Zielinski que encontró los frutos.
La que tiene el equipo de Ricardo Zielinski que encontró los frutos.
“Era previsible”, se leyó en las redes sociales. Es que los hinchas piratas se quedaron con bronca después del 3-1 en contra que Vélez le propinó en Liniers. Y ese “era previsible” no es otra frase que el disparador para analizar a este Belgrano que perdió el invicto en Buenos Aires, pero que también se vio superado por un rival de notable categoría.

Si se trata de poner al equipo de Zielinski bajo la lupa, se pueden encontrar varias aristas: una escuadra que le hace culto al sacrificio y que para ganar necesita apelar a la entrega física sin titubeos. Después, si la eficacia le da la mano, el campo de posibilidades lo acerca a una victoria. Ahora, el fútbol no es sólo un equipo. Y acá viene el asunto: determinados rivales (alguito de Lanús, Newell’s y Vélez) fueron superiores en largos tramos de los partidos.

Lo demostró la Lepra en su paso por Córdoba. Lucas Bernardi manejó los hilos del partido y el juego rosarino fue más que el esfuerzo colectivo del Pirata. “Nos desgastaron, corríamos como locos y no la podíamos tener”, supo decir aquella vez Teté González. Es cierto, después llegó el empate pero nadie dudó de la calidad individual leprosa.

Jugar y sostener. En la primera fecha, y por pasajes, Lanús de la mano de Barrientos, en el oficio de Somoza y en la verticalidad de Pereyra parecía arrinconarlo. Pero éste Belgrano demostró una virtud más mental que futbolística: no desesperarse. Y casi lo gana. Claro, ante noche, en Liniers, Vélez jugó a la pelota y entonces sí se vio a un Belgrano perder los estribos.

Zárate, Pratto y Allione, por citar algunos futbolistas, corrieron el efectivo maquillaje de Zielinski y los suyos. No alcanzó con un gran nivel en el primer tiempo donde todo iba perfecto. Presión en tres cuartos de cancha con marcas escalonadas gracias al 4-1-4-1 que surtía efecto.

Pero hay una verdad insoslayable: quien juega bien a la pelota con la pelota tiene más chances de vencer. Encima el Celeste sitió el rigor del esfuerzo y el gol tempranero de Mauro Zárate, a los 2 minutos, desestabilizó la idea primaria. Si bien este equipo se defiende sin la pelota, lo sufrió en demasía ante Vélez y el propio Newell’s.

Claro, también tuvo grandes partidos. El mejor fue ante Atlético de Rafaela porque combinó efectividad con juego. Cuando tuvo la bocha supo qué hacer con ella y no sintió del desgaste de tener que correrla para volver a tenerla.

Sería un error caerle con crítica pesada a un equipo que hasta hace días era el más goleador del Final. Su capacidad de gritar se convirtió en atributo, pese a que muchos todavía lo tienen como un “equipo defensivo”.

“No nos conviene jugar al golpe por golpe. Somos un equipo que funciona de otra manara y eso nos expone”, expresó Juan Quiroga. Lo que el Mono enunciaba no era que Belgrano estaba dispuesto “a ir por más para ser protagonistas”, pero “asumiendo el costo y viendo en qué momentos ser verticales”.

Hay, más allá de último traspié, una característica para rescatar: la reacción. Remontó la desventaja de todos los partidos sin desesperarse. Pero sí fue gobernando por los nervios cuando el equipo del Turu Flores se lo dio vuelta.

Si de ejemplos se trata, cuando Belgrano enfrentó a un rival espejo también se le complicó. Fue el caso de Estudiantes que se cerró bien atrás y no dejó espacios en la línea de volantes, más allá de que al final fue empate agónico con gol del Picante Pereyra sobre la hora.

Está claro el camino: si Belgrano falla ante rivales como Vélez, pagará los errores. Si no sabe aguantarlo, también. Eso no quita que siga convalidando su camino.

Primera derrota. La que sufrió el sábado el Pirata a manos de Vélez. Además ganó dos y empató cuatro 47,62% de eficacia.

El dato:

»Bravo. Ante Newell’s sintió el esfuerzo de correr y correr y no encontrar la pelota. Después lo equilibró con sacrificio, pero se evidenció la jerarquía del rival.

»Superior. La B jugó un partidazo ante la Crema. Presión y circuitos de juego para ganarlo. Y la paciencia, algo que viene distinguiendo al equipo del Ruso.

»Calidad. Vélez le ganó bien en el ST. Las individualidades terminaron por marcar la diferencia. Y cometer errores ante jugadores determinantes se paga caro.

Mundo Pirata

»PRÁCTICA. Después de tener jornada libre del domingo, el plantel regresa el lunes los entrenamientos. Será a las 17, en el predio de Villa Esquiú.

»LO QUE VIENE. Por la 8ª fecha del Final, el Pirata recibirá a Olimpo el sábado, a las 18.10, en el Mario Kempes. Después visita a Racing en Avellaneda.

»A REARMAR. Pier Barrios y Guillermo Farré llegaron al límite de amarillas y son baja por un partido. También el volante Sebastián Carrera que fue expulsado. El DT Ricardo Zielinski deberá reemplazarlos: Turus o Saravia, Affranchino y Rigoni podrían ser los sustitutos. Igual dependerá del esquema que decida utilizar el entrenador. Volvería al 4-4-2.

1124 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero