Loguearse | Registrarse
Reacción

La Mañana de Córdoba | 25/02/2014


La Plata – Especial.- ¿Cómo medir este empate de Belgrano? Como primera medida, se rescata el temple, los huevos y las ganas para no verse ni darse por vencido aún estando prácticamente en la lona. Pero por otra parte es un tema a corregir y ya debe preocupar el hecho de que le vuelven a marcar de entrada por desconcentraciones, aunque esta vez fueron dos los goles que debió remontar para lograr el objetivo.

El 2 a 2 fue justo porque Belgrano “no existió” en el primer tiempo. Jugó muy mal. Gimnasia ganaba 2 a 0 sin despeinarse. A los 35 segundos aprovechó todas las posibilidades que Belgrano le dio para abrir el marcador. Un centro de Lucas Licht, la pelota que lo sobra a Luciano Lollo y el colombiano Félix Correa que se le va a Lucas Aveldaño para abrir el marcador.
Justificó Gimnasia esa diferencia porque desnudó las grietas que daban en el medio Guillermo Farré y Lucas Pittinari, desconectados. Y sumadas a las tardías intervenciones de los centrales, el “Lobo” llevó peligro cuando quiso. Juan Quiroga llevó la bandera del ataque visitante pero era él contra once.
Le habían cabeceado mucho. Le llegaron por todos lados y a los 38’ Lollo pierde una pelota con Correa (insaciable. Luego se rompería los ligamentos) quien se deja caer tras forcejear con Quiroga. Mauro Gianinni cobró penal sin dudar y Licht cambió por gol. Belgrano perdía 2 a 0 jugando horrible.

LA FIGURA
Juan Carlos Olave (8). Notable actuación. Sacó cuatro pelotas imposibles que mantuvieron a Belgrano en juego durante los 90 minutos.


Pero Belgrano tiene ese don, esa virtud, esa testosterona que es marca registrada. No se pone nervioso y de la nada, cuando nadie lo esperaba llegó al descuento. Se iba el primer tiempo y luego del despeje de un córner, Pittinari envió un centro al segundo palo donde apareció en soledad Lollo para el 1-2.
Ese gol jugó en la cabeza de los dos equipos. Para Gimnasia fue un baldazo de agua fría. Para Belgrano fue una demostración de que se ponía en juego aún en las peores circunstancias.
Fue otro el semblante después. Mejoró Farré ya en el medio y mejor se paró con Fernando Márquez en cancha. El 3-5-2 le dio una inyección anímica importante y jugado por jugado fue al frente hasta que lo consiguió, amén de que esa apertura permitió también que el “Lobo” se le viniera y transformara a Juan Carlos Olave en la figura, tapando prácticamente todo lo que le tiraron. El pase de Carlos Bueno para el gol de Jorge Velázquez fue de novela y la definición del ex Unión, aún mejor.
Se hizo de ida y vuelta. Los dos lo quisieron ganar. Se lo perdió Pereyra. Se lo perdió Borghello y hasta Mauro Gianinni no quiso quedarse afuera convalidando todo lo que pasaba cerca del área de Belgrano.
Fue 2 a 2. Resultado que mide una gran reacción de Belgrano que no debe permitirse esos “lujos”.

 

LA CLAVE
Belgrano volvió a entrar “dormido” y lo pagó caro. Debió remontar el resultado y lo hizo en gran forma. El 1-2 en el primer tiempo fue psicológico. Después lo pudo ganar.

 

EL ÁRBITRO
Mauro Gianinni (Mal). Dirige de lejos y cobra las que no son. El penal estuvo bien pero dejó pasar otras. Sobre el final, puso a Gimnasia contra Olave.

1013 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero