Loguearse | Registrarse
Belgrano te llena

Día a Día | 16/02/2014


Recuerdo. Una foto que este domingo no se verá: la hinchada de Belgrano en la Bombonera con todos sus trapos. El aguante de visitante en el fútbol argentino, una situación cada vez más difícil
Recuerdo. Una foto que este domingo no se verá: la hinchada de Belgrano en la Bombonera con todos sus trapos. El aguante de visitante en el fútbol argentino, una situación cada vez más difícil
Belgrano llena el vacío dentro tuyo. Ese que para siempre te persigue. Pero tenés motivos para no aflojar: los amores, tus viejos ya grandes, los hermanos, el barrio, el club.

Belgrano está ahí, no hace falta ni que lo vayas a buscar ni que llame de madrugada. Tampoco desearlo a los gritos o que lo llores. Porque, ya lo sabés, te llena por decreto y este domingo, aunque la mítica Bombonera luzca vacía porque el fútbol también está enfermo, los muchachos de Zielinski tendrá miles pechando en sus piernas o pulmones.

Belgrano te llena aunque domine el hambre. Te llena la alcancía aunque los sueldos te hagan un gol olímpico. Dirás "Belgrano no me da de comer", pero al menos te quita el hambre. Te hace olvidar por noventa y pico de minutos que las expensas, el alquiler, la tarjeta de crédito y los 15 de la nena.

Belgrano hace tiempo llena su vacío del modo más honesto y brutal: juega a lo que puede con lo que sabe sin vergüenza. Y mal no le fue. Por eso Bianchi (ningún fulano) fue clarito en su declaración: "Tácticamente está muy bien pensado", dijo uno de los DT más ganadores de la historia.

Este domingo vuelven los guerreros. Después de aquel último 0-0 en la Bombonera, por la 10ª fecha del Final 2013, el Pirata regresa con el Ruso Zielinski a la cabeza.

Pero no estará solo: Juanca Olave (suspendido por amarillas) gritará desde algún lugar sus típicas arengas y Pablo Heredia, su reemplazante, tomará la posta porque al pibe debutante también le gusta hablar para ordenar el fondo.

Llenará el vacío Luciano Lollo junto a su tropa defensiva. Se sumará Pier Barrios que soñó tantas veces con afianzarse en la primera del Celeste con una chance inmejorable para afianzarse.

Dando vueltas andará Juan Quiroga, que soñó allá en Monte Buey con jugar en partido en semejante cancha.

A unos metros, Teté González gritará sin confundir a sus compañeros por su experiencia indiscutible con cabeza de DT. Cerca de él Guillermo Farré cruzará mitad de cancha dispuesto a todo. Porque este equipo juega como lo hace la hinchada.

Ni hablar del pibe Emiliano Rigoni. Apenas con cuatro partidos en Primera tiene la voz a estrenar y pondrá su grito en el cielo de Buenos Aires cuando pase al ataque convencido de quedarse con el sector derecho del medio campo. Del otro lado, Jorgito Velázquez -siempre tan callado- ojalá hable con su aparición goleadora en tres cuartos de cancha para seguir siendo el hombre con gol.

Belgrano dispuesto a arrebatar un triunfo. Lejos, allá en 2001, queda el último triunfo ante Boca en su cancha y ya es hora de reactualizar aquel pasado divino. Mientras, Carlos Bueno también querrá llenar su vacío de haber pasado por ese equipo donde apenas marcó un gol en un puñado de partidos.

Correrá Picante Pereyra lleno de expectativas por volver a ser el goleador del torneo (como en el último Inicial) y hacer la ranita ante Orión.

El triunfo nunca está garantizado. Pero el Pirata vuelve a soñar con llenarse la Boca de gol.

2025 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero