Loguearse | Registrarse
Belgrano no lo supo ganar y terminó rescatando un punto ante Olimpo

La Voz del Interior | 22/09/2013


Bueno clavó su primer tanto en Belgrano.
Bueno clavó su primer tanto en Belgrano.
Le costó a Belgrano hacer pie en la cancha de Olimpo, donde el local hizo gala de su baquía en el inicio. Amagó el conjunto de Perazzo con complicarle las cosas al Pirata por los extremos, ya que Pérez Guedes se mostraba movedizo por derecha y Rosales se insinuaba como una amenaza por el otro lado. 

Zielinski eligió aguantar con su equipo agazapado atrás, pero le dio resultados eso de achicar espacios entre la defensa y el mediocampo.

Sin comodidad para maniobrar, Olimpo se repitió en centros (31 en toda la tarde), facilitándole la tarea a Olave y a los centrales de la “B”.

De a poco aparecieron los claros en el territorio aurinegro, donde Pereyra y Márquez se debatían con Furios y compañía casi siempre en inferioridad numérica. A través de Farré y de Velázquez se hizo la luz para la “B”. El capitán ocupó espacios con inteligencia y se ocupó de iniciar y/o clarificar cada intento ofensivo de Belgrano. 

Así las cosas, Olave, en un extremo de la cancha, tuvo cada vez menos trabajo y Champagne, en el otro, comenzó a erigirse en el máximo responsable del 0 a 0. Belgrano se fue al descanso pensando que merecía y podía llevarse algo más que un punto, y reanudó con la idea fija de concretar aquel presagio. 

Volvió a sufrir en el arranque pero después entre Pereyra, Márquez y Velázquez obligaron a que Champagne ratificara su gran tarde. 

La expulsión de Barrios, por una gresca con Musto, le complicó las cosas a la visita. No sólo salió “el Picante” si no que ya no fue tan sólido con Rodríguez de central y Aveldaño de lateral. A los 33, lo inesperado: la docena de córners llegó con yapa para Olimpo, y el movedizo Cerutti “clavó” un 1 a 0 que parecía difícil de remontar. Pero Belgrano no lo dejó ni festejar.

Bueno, que había ingresado por Velázquez, le puso el broche a un “flor” de centro de Álvarez en el Día de la Primavera. Después hubo que aguantar. Aunque se había merecido ganar, no era cuestión de volverlo a perder.

1523 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero