Loguearse | Registrarse
Volver a ser

La Mañana de Córdoba | 09/09/2013


Maggiolo festeja su gol, el tercero en los últimos dos partidos. A su lado Pittinari, la figura el sábado en La Plata.
Maggiolo festeja su gol, el tercero en los últimos dos partidos. A su lado Pittinari, la figura el sábado en La Plata.
Si hay un equipo en el fútbol argentino que sabe a lo que juega, ese es el Belgrano de Ricardo Zielinski quien modeló un esquema conservador apenas asumió y desde ahí conformó los éxitos que supimos conocer. Pero el Belgrano de este tiempo no se parece en nada al anterior, más allá de que el sábado en La Plata algo se vio. Belgrano volvió a jugar mal aunque mejoró ostensiblemente su rendimiento respecto de lo que fue la victoria ante Atlético de Rafaela.
Belgrano se ha destacado por su solidez defensiva, su contracción al orden y su practicidad a la hora de atacar. Pero esas cualidades parece haberlas perdido. Veamos.

Solidez defensiva
Tiene 10 goles en contra en seis partidos, una media que está lejos del 0,70 de promedio sobre goles recibidos por juego, que ostenta normalmente. Le llegan y le convierten. De los 10 goles, 3 fueron de pelota parada. Y 3 de esos tantos fueron provocados por decisiones mal tomadas por Olave. Además, Luciano Lollo y Lucas Aveldaño no muestran la “química” que los hacía inexpugnables. A este equipo le faltan dos titulares: Gastón Turus y Juan Quiroga. El reemplazante del “Gato”, Pier Barrios no ha desentonado pero el DT tardó en posicionar al sustituto de Quiroga: Sergio Rodríguez ya no puede ser el “3” teniendo a Federico Alvarez en un aceptable nivel.

Contracción al orden
El mediocampo, por el centro, históricamente fue el lugar por donde los rivales evitaban entrar. Guillermo Farré y Esteban González conforman hace rato una dupla de “5” de gran ‘timming’ y presencia. Desde ellos, Belgrano genera normalmente una simpleza táctica que lo hace difícil de voltear. Hoy no da sensación de impermeabilidad. Cuando falta uno de los dos, la estructura se resiente. Ha encontrado ahora en Lucas Pittinari a una solución a la hora de marcar y jugar. Resta saber si Zielinski seguirá apostando al “triple 5” de titular o bien un Sebastián Carrera que bajó su nivel, haga la franja derecha. Por el otro lado Jorge Velázquez parece inamovible pero salvo ante Boca, Vélez y el primer tiempo con Gimnasia no ha tenido grandes participaciones. La aparición de Emiliano Rigoni es una bocanada de aire fresco, habrá que ver cuando le den una nueva chance a Lucas Zelarayan. Y hasta ahora fue improductivo lo de Facundo Affranchino y Jonathan Santana.

Practicidad en ataque
Salir rápido de contragolpe es marca registrada en el Belgrano de Zielinski. Así ha marcado muchos goles aprovechando la velocidad y el gol entre ceja y ceja de sus delanteros. No lo ha dejado de hacer, pero sus atacantes están peleados con el gol. Diga que encontró en Ezequiel Maggiolo al “9” clásico, al que la pelota lo busca permanentemente y que lleva 3 tantos sin haber “pateado al arco”. Pero no lo ayuda el hecho de que César Pereyra tiene el arco cerrado, que Fernando Márquez amaga más de lo que concreta y que Carlos Bueno no es no por asomo el delantero que Belgrano fue a buscar para hacer la diferencia. ¿Será el momento de probar al pibe Diego Ftacla?
1452 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

Usuario Registrado Piripichi - 190.216....
Cahu pepa. Chau.
09/09/2013 14:55

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero