Loguearse | Registrarse
Algo más que Maggiolo Belgrano

Día a Día | 08/09/2013


Moderado. Lechuga no gritó el gol por respeto a su ex equipo, el Pincha.
Moderado. Lechuga no gritó el gol por respeto a su ex equipo, el Pincha.
Huele una vez, dos. Tiene olfato. Casi siempre en silencio y plaf. Cuando el resto quiere reaccionar él ya está anotándose un gol en su cuenta personal. Ezequiel Maggiolo se lleva las miradas por su olfato (prematuro, pero real) para devolverle a Belgrano una palabra que cada vez pronunciaba peor: gol.

Ayer, en La Plata, bajo la lluvia, Lechuga otra vez estuvo fresco y atento para romper el molde y aprovechar un yerro defensivo de Yunque, primero, y una guapeada de Lucas Pittinari después. A él le quedó hacer lo más simple, o lo más difícil. Vulnerar al arquero y a todos los complejos que tiene el equipo del Ruso Zielinski para convertir.

Huele una vez. Dos. Le sobra para saber donde caerá la bola. Como si le mandara un wasap, un mensajito de texto, para encontrarse con ella. Pum. Adentro. Entonces el Pirata tiene un elemento vital en el juego: la efectividad. Aunque no le fue fácil el 1-1 con el que se volvió desde Buenos Aires ante Estudiantes.

“Es un buen punto. Estaba difícil y lo empatamos en el momento justo”, declaró después Lechuga. El momento justo fue a los 29 minutos y allí, el ex Pincha, tuvo la inteligencia para no quedar en offside, y luego aparecer legal en la jugada siguiente. Y no perdonó. Eso sí, el grito se lo guardó por “eso de los códigos” que hay al herir al ex equipo. “Yo quiero convertir, hacer goles, pero no lo grité por respeto”, aclaró después el delantero que ya lleva tres goles en dos partidos con la camiseta celeste.

Maggiolo no sólo se las arregla para provocar en ofensiva, sino que también sabe analizar lo que pasó en el campo de juego. “Rescato que el equipo no se desesperó con el marcador abajo. Tratamos de volver a armarnos como equipo y tuvimos nuestros buenos momentos”, completó.

No estás solo. Es cierto que la efectividad de Maggiolo, hasta aquí, es perfecta. Las situaciones con las que se encuentra terminaron adentro del arco. Pero, más allá de esa virtud, quizá se resalta todavía más su trabajo porque detrás hubo un equipo dispuesto a jugar como antes.

Y también porque encontró el apoyo en Lucas Pittinari o el Guille Farré para lidiar con la defensa Pincharrata. Es que ayer, en el estadio Único de La Plata, más allá de la eficacia individual, hubo pasajes donde la estructura colectiva se notó.

Qué mejor entonces para un delantero que ayer pudo jugar más que luchar. Eso le había ocurrido a Maggiolo contra Gimnasia. Pelotas divididas, chocar contra los defensores, fabricarse a los empujes alguna jugadita iluminada.

Ayer, más allá de que el 1-1 vino producto de un embrollo, Lechuga pudo tener otro despliegue. Eso sí, a la hora de los balances también fijó su postura. “Por ahí esperamos un poco al rival y podríamos haberlo buscado un poco más. Tomar una mayor iniciativa en el partido”, agregó el delantero, quien recibió el respeto de los hinchas de Estudiantes, pese al gol.

Sin caer en la euforia, Belgrano parece contar con un tipo con olfato productivo. Buena señal en tiempos donde convertir era una realidad compleja. Algo más que Maggiolo para volver a ser el Belgrano saca puntos; pero que también puede mandarla a la red.

............

MAGGIOLO, EL PUNTO
“Es un buen punto. Estaba difícil y lo empatamos en el momento justo. Tuvimos buenos momentos”.

MAGGIOLO, EL PLANTEO
“Por ahí esperamos un poco al rival y podríamos haberlo buscado un poco más. Sirve sumar y rescato el esfuerzo”.

1881 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero