Loguearse | Registrarse
Picante Pereyra: el mejor refuerzo

Día a Día | 09/02/2013


Esta vez no hubo típica foto con la remera en la sede. Ni firma de contrato ni estelar anuncio. Pero Belgrano sí tiene su refuerzo para el Torneo Final. No fue inscripto cablegráficamente ni apareció tras ardua negociación. El hombre en cuestión –31 años, nacido en Santa Fe– llegó al club en 2009. Y ahora reaparece en escena en plenitud: completó sin molestias la pretemporada y dice sentirse pleno. Mañana estará ante River, en el inicio del Torneo Final, a las 20.15, en el Kempes.

César Emanuel Pereyra podría resumirse en su 1,68 metro de altura más 36 goles en el Celeste. Aunque es mucho más. Desde hace tiempo se transformó en jugador referente y demuestra que, más allá de gritar goles, el delantero vive del esfuerzo.

El almanaque del Picante se quebró el 15 de abril de 2012. Esa noche se fracturó el peroné y se rompió los ligamentos de la pierna derecha. Corría la 10ª fecha del Torneo Clausura y el mundo se le vino encima. Fueron tiempos de angustia/paciencia/fastidio. Los siete goles del Apertura 2011 quedaban atrás y vendrían cuatro meses fuera de las canchas.

Le quedaban dos opciones: tirarse al abandono o recuperarse. Eligió la segunda. Y hoy vuelve a sentirse entero. “Hice un buen trabajo de pretemporada. Me ayudó mucho haberla terminado, porque más allá de que en junio pasado la hice, la lesión no fue fácil. Volver al ritmo futbolístico y físico lo tenía como meta y lo pude lograr”, lo contó a Día a Día. Detrás de sus palabras queda la rehabilitación. Las horas de silencio. Algunas pesadillas.

El Pica remó contra todo. Encima para el Torneo Inicial llegaron César Carranza, Fernando Márquez y Víctor Aquino, todos delanteros; y Lucas Melano explotó desde el semillero. Recién el 15 de agosto volvió a jugar oficialmente: 15 minutos ante Colón, por la 3ª fecha que terminó 2-2 en el Brigadier López.

Más tarde, en la 5ª fecha, unos 18 minutos contra Vélez. En la séptima jornada otros 15 ante Arsenal y con Godoy Cruz ingresó a los 10 del primer tiempo por lesión de Carranza, pero luego salió. Aunque la titularidad le llegó contra Quilmes, el 29 de agosto por la novena fecha. Pero el quiebre se dio un puñado de partidos después. Contra Unión, su ex equipo, le dio el triunfo a Belgrano con gol de cabeza.

“Ahora me siento bien. En lo personal me siento muy contento. El torneo pasado quería jugar y por suerte terminé adentro de la cancha. Estuve a la par de mis compañeros y espero aportar lo mío para el equipo”, expresó y en sus ojos tienen la forma de River.

Millonario a la vista. César Pereyra hará dupla de ataque junto a Víctor Aquino. Y palpitó el choque ante los de Ramón Díaz. “Arrancar con ellos como rival siempre es importante. Será un rival duro que viene muy bien. Ya nos tocó arrancar con ellos y se habló mucho; pero la realidad es otra, es otro River, otro técnico con nueva idea de juego”, explicó el hombre que jugase en el Atlas de México donde tuvo 12 partidos y marcó dos goles.

Y agregó: “El cambio de técnico (el regreso de Ramón Díaz) ayuda muchísimo a todo jugador y van arrancar bien. En el verano hicieron buenos partidos, pero llegamos en igualdad de condiciones y todo se verá el domingo (por mañana)”.

Cómo no estar ilusionado. Aquel hombre convertido en hombre por las circunstancias más adversas. “Fue una situación desgraciada, no sé si se aprende, pero que se sufre demasiado afuera, se sufre”, le había dicho a este diario cuando estaba por volver a jugar desde el arranque.

Y el tiempo –que pasa veloz como los wing que ya no existen– lo pone otra vez en el escenario que más le gusta pistar. Adentro de una cancha de fútbol. Con River soplándole la nuca.

“Fue todo un período de adaptación. Ahora llega River, tenemos que plantarnos en la cancha. La idea es ir a buscarlos, no podemos especular ni esperar a un equipo así”, sostuvo el Pica, quien en total lleva 85 goles en su carrera de 290 partidos disputados.

Y mete su mirada futbolera del partido que se viene. “Hay que estar cortos como equipo y presionar. Aprovechar la línea de tres, pero meten mucha gente al medio y eso hace que tengas que estar muy concentrado. No podés fallar”, dijo el Picante. Y demostró que al Millo lo tiene estudiado.

–¿Cuánto te facilita que River ponga tres defensores?
–Es distinto (a la línea de cuatro defensores) porque jugás mano a mano con el stopper. Conviene quizá desde mi velocidad pero nada te asegura que sea más fácil o más difícil.

–¿Qué tiene que hacer Belgrano para sentar supremacía?
–Ser un equipo aguerrido. Quizá tenemos que hacer un poco más de pausa, sino se hace muy vertical y terminamos corriendo mucho. Tenerla hace que podamos descansar.

El algún lugar de sus ojos, el Picante guarda su gol contra River en Alberdi. En algún bolsillo imaginario mira la noche en que el peroné le pidió gancho. Todo está en su cuerpo. En su cabeza. Esta vez no hubo fotos ni presentaciones. El mejor refuerzo está de vuelta.

Goles en Belgrano. En el Apertura 2011 hizo siete. En el Clausura 2012, uno, a Newell´s. En el Inicial embocó a Unión y Tigre.

...................................................................

Buenas, soy el Picante. El Picante llegó a Belgrano en junio de 2009. Estampó su firma y jugó en la B. En total, en el Pirata disputó 115 partidos y convirtió 36 goles. Provenía de Unión, donde jugó 153 partidos y marcó 47 goles.

Gol a River y el ascenso. El 23 de junio de 2011 el Picante convirtió el 2-0 para Belgrano ante River. Fue en el primer partido de la Promoción, que días después, le daría el ascenso al equipo dirigido por Ricardo Zielinski en Núñez.

El peroné dice out. La peor noche para el Picante. El 15 de abril del año pasado, ante Argentinos Juniors, se fractura el peroné y se rompe los ligamentos. Estuvo cuatro meses fuera de las canchas. Volvió de a poco, remándola.

...................................................................

Sólo hay plateas

Mañana, el Mario Kempes lucirá colmado alrededor de las 20.15, cuando Belgrano-River se vean las caras por la 1ª fecha del Torneo Final. Y la mayor muestra de ello fue el cartelito de “populares agotadas”. Sí, ayer los hinchas de River agotaron los boletos disponibles en el Kempes (cinco mil) a 60 pesos. En tanto, otra mitad se vendió en Buenos Aires. Además, las popus de Belgrano también volaron a través de los socios piratas.

Hoy se venderá el resto de plateas que quedan a disposición para los hinchas celestes. El expendio será de 10 a 18, en el Gigante. De quedar algunas, volverá a repetirse el mecanismo, pero el horario se extenderá hasta las 20, también en Alberdi.

Según informó la dirigencia de Belgrano, hasta anoche se vendieron 1.573 entradas en Córdoba. Más unas seis mil de River en Buenos Aires. ¿Cuántos socios había? Unos 17.637.

Además ya está trazado el operativo policial. Habrá 1.200 efectivos y el estadio se abrirá a las 17 para que no haya demoras en el ingreso. Los hinchas de River serán escoltados desde Marco Juárez, camino Interfábrica e ingresarán por el Cerro por Cardeñosa y Rafael Núñez.
En tanto, los parciales celestes ingresarán por el sector sur. Accesos por Colón, Costanera y en el Tropezón habrá requisa exigente.

Todo definido. El Ruso Zielinski confirmó el equipo hace unos días. Irá con Olave; Turus, Aveldaño, Lollo y Quiroga; Zapata, González, Farré y Velázquez; Pereyra y Aquino. En tanto, Ramón Díaz pondrá a Barovero; Mercado; Román y Bottinelli; Sánchez, Ponzio, Ledesma y Vangioni; Lanzini; Mora y Trezeguet.

Copa Argentina. Por los 24avos de final, Belgrano-Talleres jugarán el 13 de marzo, en el Kempes, todavía sin horario confirmado.

4127 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero