Loguearse | Registrarse
Una fiesta “Picante”

La Mañana de Córdoba | 22/01/2013


El “Picante” César Pereyra complicó a la defensa de Talleres cada vez que tocó la pelota. El delantero volvió a ser determinante.
El “Picante” César Pereyra complicó a la defensa de Talleres cada vez que tocó la pelota. El delantero volvió a ser determinante.
 El delantero fue la gran figura de la noche y de a poco recupera su mejor forma. La felicidad terminó siendo el dato distintivo del vestuario Celeste.

El clásico entre Talleres y Belgrano tuvo anoche absolutamente todos los condimentos que el mundillo futbolístico puede pedir de un partido de tamaña magnitud. Y lo que sin dudas no faltó fue el “Picante”. El Celeste volvió a gozar de una gran noche de César Pereyra y terminó festejando. El delantero, entre risas, fotos y un gran abrazo con el presidente Armando Pérez fue uno de los más felices en la puerta del vestuario “Pirata”. 
“La verdad que me siento muy bien. Durante mucho tiempo me preparé para estar en este momento. Estoy sumamente contento. Supimos aprovechar el gol de tiro libre y ganamos muy bien el partido”, dijo Pereyra, quien en los dos partidos de preparación que disputó el equipo de Ricardo Zielinsky en Necochea también se anotó en la red y promete volver a ser aquel que brilló antes de la lesión. “Fue increíble el marco de público de este clásico. Nos vamos felices”, agregó 
Por su parte, otro de los que se pronunció fue nada menos que el goleador de la noche, Esteban González. “Nosotros somos un equipo que como principal virtud tiene la agresividad. Siempre nos brindamos el uno para el otro. Nunca damos nada por perdido y vamos a cada dividida como si fuera la última. A partir de ahí es desde donde muchas veces llegaron varias situaciones que nos permitieron generar juego”, explicó.
Mientras que a la hora de analizar lo sucedido dentro del terreno de juego, comentó: “Ellos tenían tres buenos medios, y sabíamos que no iba a ser un partido fácil en esa zona. La verdad que no se notó la diferencia de categoría, pero aquí lo importante es que seguimos con la preparación y esta motivación que genera haber ganado un clásico”.
En tanto que sobre el gol, afirmó: “Estas son cosas que suman para las estadísticas. Pero la verdad que lo único que importa es que se le puso dar una alegría al corazón de toda esta gente que nos vino a apoyar de una manera increíble”.
Uno de los hechos puntuales que dejó tela para cortar fue la aparición de una bandera de Bolivia bien el en centro de la tribuna de Talleres, y lejos de poner un manto de calma con las declaraciones, el arquero Juan Carlos Olave agregó pimienta al ser consultados al respecto. “¿Qué bandera?”, dijo. Al tiempo que chicaneó: “Se ve que ellos no trajeron abrigo”.
Además, los defensores Gastón Turús y Juan Quiroga también se mostraron felices y no disimularon el gran momento. “Lo más importante es sumar minutos de fútbol, aunque lógicamente ganar un clásico es sumamente importante para todos”, explicó el capitán. Mientras que el lateral izquierdo afirmó: “A este tipo de partidos nunca hay que perderlos. Y no sólo que no lo hicimos, sino que ganamos. Estamos muy contentos”.
Al susto de la noche lo acercó el delantero César Carranza, quien ingresó en el complemento y debió retirarse por un problema muscular, aunque no revestiría gravedad. “Entré y sentí un pinchazo en una de las jugadas. No quise arriesgar por las dudas pasara a ser algo importante. Por eso pedí el cambio. Pero no más que eso”, dijo acercándole tranquilidad al cuerpo técnico Celeste.
En el vestuario fue todo fiesta, pero lo importante está por venir. A eso lo tiene bien sabido el equipo de Zielinsky, que no se aparta de su “manual” y va por más.

3465 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero