Loguearse | Registrarse
Melano, el apellido que hace soñar a Alberdi

La Voz del Interior | 17/06/2012


Melano, el apellido que hace soñar a Alberdi.
Melano, el apellido que hace soñar a Alberdi.
La gente lo empezó a pedir cuando se jugaban sólo 27 minutos del primer tiempo, justo después de que Marco Pérez esquivara una pelota que llegaba medida, a pedir de su cabeza y a un metro del arco defendido por “el Laucha” Lucchetti. “Melaaano, Melaaano”, bramó la preferencial y contagió al resto del Gigante.

Los minutos pasaban, Belgrano perdía con Banfield y el colombiano seguía muy lejos de convencer. El reclamo se acentuó. “Poné a Melano, la p... que te parió”, insistió la tribuna. Ricardo Zielinski les daría el gusto, pero no antes del entretiempo. Con buen tino, “el Ruso” esperó hasta el descanso para “guardar” a Marco Pérez (y evitarle un calvario de silbidos en el camino al vestuario). Y Melano –Lucas, premio Estímulo 2011 de La Voz del Interior, el mismo que en 2009 estuvo a punto de fichar para Vélez– saltó a la cancha justo al inicio del segundo tiempo, cuando el partido ya estaba 1-1.

A los 20 minutos, el pibe de Hernando se zambulló para cabecear un centro de Hernán Grana, le cambió el palo a Lucchetti y puso a la “B” arriba en el marcador. Y, apenas 90 segundos después, recibió de frente al arco un milimétrico pase de Matías Giménez y lo acompañó con un toque sutil, de primera y por encima del arquero, para poner un 3 a 1 lapidario y final, que dejó a los del sur bonaerense en zona de promoción por primera vez en la temporada.

En ese momento, muchos piratas que decidieron ir a la cancha, pese a que el día invitaba más a disfrutar del almuerzo en casa, sintieron que asistían a una momento especial. Más de uno se acordó de Matías Suárez, que siguió el partido desde uno de los palcos, o de Pablo Chavarría, o de Franco Vázquez, las últimas “joyas” que Belgrano exportó a Europa. Melano es apenas una promesa, pero no son pocos los que lo señalan como el “distinto”.

Todos disfrutaron de verlo jugar, al menos un tiempo, aunque se quedaron con las ganas de ver a Lucas Zelarayan, que estuvo a punto de ingresar (“Chinooo, Chinooo”, coreó la tribuna cuando salió a precalentar), pero al final se quedó en el banco porque la lesión de Lollo obligó al ingreso de Lembo.

Lo cierto es que Melano, que acumula apenas 185 minutos en cancha con la camiseta de Belgrano (sumando sus participaciones ante Independiente, Rafaela, Vélez, Racing, Godoy Cruz y Banfield), ya aportó dos goles y un desparpajo para jugar que otros delanteros del plantel, con onerosos contratos, no pudieron plasmar en mucho tiempo más.

Para vos, papá

“Pucho” y Romina son los jóvenes padres de Lucas. “No se puede describir con palabras lo que sentimos. Venimos luchando desde hace mucho”, le dice Romina, con los ojos húmedos, a Mundo D, mientras su hijo era el epicentro de la requisitoria periodística.

“En Hernando deben estar como locos. Somos unos 12 mil habitantes, pero nos conocemos todos”, añade “Pucho”, quien recibió por adelantado el mejor regalo del Día del Padre. Hoy espera recibir otro, si Independiente –el club en el que Lucas se formó, aunque jugaba como volante– le gana a Estudiantes el clásico de Hernando, por la Liga de Río Tercero.

“Antes de entrar, Lembo me dijo que iba a hacer un gol. Se equivocó porque hice dos, pero le agradecí la confianza, lo mismo que a la gente que me pidió. Cumplí un sueño, pero no hay que quedarse con eso. Uno tiene que seguir laburando”, señaló Lucas antes de ir al encuentro de su familia.
Con su juego, Melano pide cancha. ¿Le harán caso?

2679 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

Usuario Registrado Declan - 200.24.2...
crack! Basta de taparlo con mercenarios, la temporada que viene este pibe tiene que jugar.
18/06/2012 09:58

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero