Loguearse | Registrarse
Quién es Pablo Lavallén, el nuevo DT de Belgrano: un hombre religioso que vive “en paz”

La Voz del Interior | 22/10/2017


La descripción de su perfil en WhatsApp es firme y elocuente: “Cristiano Evangélico, seguidor de Jesucristo, exfutbolista, DT, Felizmente Casado con 3 hijos hermosos y en PAZ”. La autopresentación de Pablo Lavallén en una de las aplicaciones más utilizadas del mundo también muestra una foto en la que se lo ve haciendo un gesto muy de entrenador. Su pasión es el fútbol, y no lo oculta.

Lavallén, de 45 años y nacido en Capital Federal, tomará las riendas de un Belgrano que hace más de un año que “no arranca”.

Hace tiempo que Belgrano no es el Belgrano que los hinchas quieren ver. El equipo no tiene identidad desde los últimos meses del ciclo de Ricardo Zielinski, pasando por los vaivenes de la campaña de Esteban González y recorriendo los pobres tiempos de Leonardo Madelón y de Sebastián Méndez.

El equipo no ha sumado los puntos que debería tener para estar “totalmente” tranquilo de cara al promedio de los descensos, la tabla que nadie querría mirar.

Y en ese contexto llega Pablo Lavallén: para tratar de formar un Belgrano que contagie a la hinchada, cuya última gran alegría fue el regreso al Gigante de Alberdi. Porque, nadie puede negarlo, en Belgrano está haciendo falta una emoción fuerte, una alegría deportiva de las que marcan época (la última fue en Coritiba). 

Y una buena oportunidad para dar un golpe así de emocionante podría ser justamente la primera que tendrá Pablo Lavallén: su debut del domingo ante el súper Boca en La Bombonera, por la Superliga.

La de Belgrano será la tercera experiencia de Lavallén como entrenador en un equipo de Primera, luego de haber trabajado en las inferiores de River.

  • Dirigió San Martín de San Juan: 29 partidos (8 triunfos, 10 Empates y 11 derrotas) con un 40% de efectividad. Se fue en 2016 por malos resultados (apenas dos triunfos en 11 partidos).
  • También Atlético Tucumán: condujo la experiencia de Atlético en la Copa Libertadores (con la clasificación y luego el tercer puesto en la fase de grupo) y se fue antes del primer partido en la Sudamericana. Ganó ocho partidos, empató 6 y perdió 10

Lavallén renunció en los dos clubes. En Tucumán, su reemplazante fue Ricardo Zielinski, el último DT exitoso que tuvo Belgrano.

¿Los equipos de Lavallén han jugado igual a los de Zielinski? El “estigma” del “Ruso” es que sus equipos eran “rústicos”, aunque por el porcentaje de puntos que lograron hoy muchos hinchas quisieran volver a ver “rusticidad”. Lavallén promulga un estilo de juego distinto al de Zielinski. Más de posesión de pelota, menos de contragolpe. Muchas veces esa idea no pudo ser plasmada

Misión San Juan

“La gente lo miraba de reojo apenas llegó porque era su primer trabajo, pero después le terminó gustando su propuesta. Con juego por abajo, con un equipo ordenado, al estilo de técnico moderno, con extremos”, explicó Cristofer Díaz de radio La Voz de San Juan.

“Es un DT ordenado y serio, abierto a la prensa. Aunque rompió la relación con la gente porque en su último tramo ya sonaba como DT de Atlético Tucumán y tras irse después de un 0-3 con Rafaela, a la semana llegó a Tucumán. Eso molestó a muchos hinchas, porque él venía negando esas negociaciones”, agregó Díaz. “Lo mejor fue que hizo mucho con un plantel sin nombres”, le dijo a Mundo D.

Cómo le fue en Tucumán

Miguel Décima, periodista tucumano del diario La Gaceta, contó la experiencia de Lavallén en Atlético: “La mayoría de los hinchas no confiaba mucho en él después del paso de Juan Manuel Azconzábal (otro entrenador que estuvo en la terna con Lavallén para tomar a Belgrano). Y, de a poco, se fue dando una campaña buena y se quedó con el cariño de la gente”.

“Luego hubo un desgaste con algunos referentes. Es un tipo con proyección. Se fue porque era como que no estaba con ganas después de algunas diferencias con los dirigentes”, añadió. “Lavallén está evolucionando, tomando cada experiencia para seguir creciendo. Lavallén ha estado en la etapa más gloriosa de Atlético Tucumán y eso no es poco”, cerró Décima. 

El futbolista

Como jugador, Lavallén tuvo una extensa trayectoria. Fue un zurdo que jugó de lateral y volante. A su nombre se lo hizo en River (entre 1991 y 1996) Y también en Atlas de México. Alguna vez confesó que su sueño es ser entrenador alguna vez de alguno de esos dos clubes.  

"Son dos sueños que quizás en algún momento la vida me ponga por delante, pero no busco desesperadamente alcanzarlos. Busco seguir creciendo y Dios dirá cuándo será el momento de dar el siguiente paso. Quizás algún día la vida nos permita poder realizar este sueño que tengo yo para poder dirigir esos dos equipos que son los que más quiero", le contó a la Página Millonaria en 2016. 

En las inferiores de River juega uno de hijos, Federico, que tiene nacionalidad mejicana y en algún momento desde el país Azteca pensaron en tentarlo para que se forme un club de allí.

El vínculo celeste

River le generó muchos vínculos, algunos que incluso lo emparentan con Belgrano. En su cuerpo técnico trabaja un hombre emblemático del club de Alberdi: Javier Sodero, el arquero del ascenso de 1991.

Javier Claut (ayudante de campo), Sodero (entrenador de arqueros) y Hernán Puerta (preparador físico), son parte de su staff.

El PF es uno de los más valorados en el ambiente futbolero. Fue el PF de Ricardo Lavolpe en el famoso no-título de Boca, que cayó ante Estudiantes luego de tener una debacle que inició Belgrano en 2006 con un gol de Franco Peppino en el hoy Kempes.

Esa es la historia de Pablo Lavallén, quien será oficializado hoy y mañana asumirá como nuevo DT de Belgrano. Llega un tipo de fe, que vive “en paz”.



704 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Próximo Partido

Sábado 25/11 17:00hs | Árbitro: a confirmar
HISTORIAL EN PRIMERA DIVISION
Belgrano vs Gimnasia LP
Ganados Empatados Perdidos Diferencia
0
Goles a Favor Goles en Contra Diferencia
0
Mensajero