Loguearse | Registrarse
Informe de Mundo D: el impecable estado del campo de juego de la cancha de Belgrano

La Voz del Interior | 13/08/2017


Lo primero que impacta cuando uno se llega por Alberdi es la nueva tribuna. Es grande, enorme. Pero uno recién adquiere la verdadera dimensión de la obra cuando la encara desde su espalda, por el acceso del pasaje Hualfin. Después, viéndola de frente, se vuelve una postal futbolera por excelencia, que compite en el interés con el impecable estado del campo de juego del estadio de Belgrano, el Julio César Villagra.

No sólo desde lo estético el césped acompaña y realza la obra concretada en el Gigante, sino que, en lo estrictamente funcional, será una de las claves. Habría que hacer un repaso de cuántos partidos se terminaron definiendo por un mal pique, o del largo historial de lesionados en el fútbol argentino, para resignificar su importancia. Una importancia que crece al mismo ritmo que la imposición de tener precisión en velocidad, un requisito fundamental para el futbolista de elite.

Marcos Ibáñez es, desde hace más de 11 años, el responsable de que el piso del Gigante, pese a la falta de uso, haya estado siempre en condiciones. Y también es quien está a cargo del predio de Villa Esquiú (se sumó a Belgrano para armar el predio, una decisión basal de la gestión de Armando Pérez al frente de la exgerenciadora Córdoba Celeste), elegido por la selección argentina como su casa en Córdoba. Claro que no está solo en semejante tarea y eso, según él mismo le contó a Mundo D, es una de las claves.

“Estamos en la búsqueda de la excelencia. Tenemos en Córdoba una limitante climática, porque los inviernos son duros y secos; y los veranos, sumamente calurosos, lo cual conspira contra un buen césped. Pero formamos un gran equipo, muy comprometido, y eso es lo más importante. Personalmente estoy en la cuestión técnica y, en Alberdi, trabajo con tres personas que están permanentemente sobre la cancha: Andrés Caro, Raúl Duarte y Ramón Quinteros. En Villa Esquiú el grupo es más numeroso, porque hay 15 personas trabajando”, explicó Ibáñez.

¿Hay un tratamiento especial del campo, mientras se prepara el tan anhelado regreso a Alberdi? En realidad, las modificaciones fueron mínimas. “El césped de base de Belgrano es histórico, el que estuvo siempre. No tenemos la posibilidad de tener un mismo césped todo el año. La ‘bermuda’, que es el césped de base, está verde en verano y se pone amarillo en invierno. Ahí se hace un trabajo de resiembra para que pueda instalarse el césped de calidad, importado, que resiste mejor el frío. Pero desde ahora trabajamos para que el césped de verano tenga la misma calidad que el de invierno”, expresó.

RELACIONADAS

Fotos de Sercio Cejas.

Cada DT con su librito

Una particularidad, cada vez más frecuente en el fútbol argentino, es que los entrenadores quieren que el terreno tenga determinadas características que favorezcan el juego de su equipo. Ibáñez lo sabe. “Hay técnicos que piden que se riegue antes de los partidos, para que la cancha esté más rápida”, dice, aunque asegura que todavía no se cruzó con ninguno que se lo pida. En cambio, sí le ha tocado adaptarse a “la tendencia de ir bajando el nivel de corte del césped”, que es un pedido frecuente de los jugadores, más que del DT.

Otro “mito” que habría que desterrar es que Belgrano deberá adaptarse a jugar en una cancha mucho más chica que la del Kempes. Es que, en rigor, el campo del Gigante tiene apenas dos metros menos de ancho (67 contra 69) y uno menos de largo (104 contra 105) que el mundialista. Como dice Ibáñez, “la perspectiva confunde, ya que los tamaños del terreno de juego son similares”.

Además, la obra en la tribuna no afectó las dimensiones en lo más mínimo, ya que el dibujo se mantuvo intacto. “Incluso, en ese lateral habrá mayor espacio hacia afuera, ya que antes la línea de cal estaba muy cerquita del alambrado, que ya no está más”.

Todavía se puede mejorar

Fotos de Sercio Cejas.

El especialista de Belgrano explicó que “la tendencia a nivel mundial es ir hacia los campos mixtos (sintético y natural), que soportan mayor uso, aunque en Argentina no hay una sola cancha profesional con estas características”.

¿Se le da la importancia debida al estado del terreno en nuestro fútbol? Ibáñez cree que no, pero pondera que está en un club que es la excepción: “Hay colegas que se quejan de eso y de la falta de inversiones en la materia. Pero yo en Belgrano vivo otra experiencia. No es un club de Europa, pero siempre se ha invertido y se ha trabajado para tener un muy buen campo de juego. Creo que puede estar todavía mejor; ese es el desafío para adelante”.

CUÁNDO SE ESTRENA

La ansiedad de los socios de Belgrano por el esperado retorno al Gigante de Alberdi tendrá fecha límite el segundo “finde” de septiembre, cuando por la segunda fecha del torneo de Primera reciba a San Martín de San Juan. En esa jornada, los 30 mil abonados (hasta ayer había 28 mil) serán testigos de un hecho histórico como la vuelta al remodelado “Julio César Villagra”.

Antes habrá un ensayo que será el próximo miércoles ante Colón a puertas cerradas desde las 9.30, en el final de los amistosos de la pretemporada. El trajín de Belgrano no tendrá pausa por la fecha Fifa y se da de la siguiente forma: el viernes 25 de este mes se medirá con Banfield en el inicio de la Superliga en el sur de Buenos Aires.

Después de ese juego, deberá medirse con Defensores de Belgrano de Villa Ramallo el sábado 2 de septiembre en la localidad neuquina de Cutral Có, por los 16avos. de la Copa Argentina.

La novedad de ese encuentro es que será el primero en el que podrá asistir la parcialidad cordobesa tras el juego del 15 de abril pasado en el Kempes ante Talleres, cuando incidentes en la popular norte culminaron con el fallecimiento de Emanuel Balbo.

Por ello, el Tribunal de Disciplina suspendió por cuatro meses al Club Belgrano para disputar partidos oficiales con la presencia de gente, medida que llega a su fin el viernes 1 de septiembre a las 24.

Fotos de Sercio Cejas.

A su regreso del sur de Argentina, será el gran compromiso ante los sanjuaninos en la vuelta al Gigante.

Los otros 12 partidos de local del Pirata serán: Tigre, Talleres, Independiente, Gimnasia La Plata, Huracán, Lanús, Vélez, Patronato, Racing Club, Arsenal, Colón y Temperley.

El clásico con Talleres por la sexta fecha, previsto para el 15 de octubre, es el único juego que no se ha resuelto si se jugará en el Gigante. Pero no está descartado que se dispute allí.

Para la mayoría de los directivos el jugar en Alberdi es una fija, pero dependerá que los organismos de seguridad no tengan objeciones.

Las obras

Esta semana se terminarán de colocar las butacas de la platea baja de Hualfin y quedarán los detalles para que el estadio llegue en condiciones a la presentación oficial.

Ya se trabaja sobre las escaleras de acceso al nuevo sector y se han refaccionado los baños de todos los lugares del estadio, se pintaron la popular Pirata, la platea Dorada y la Preferencial. Se arreglaron los sectores de vestuarios y se trabajó en la parte de cabinas de prensa.

El Gigante está muy cerca de quedar en condiciones óptimas para su reestreno. 


813 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

 
MÁS NOTICIAS
Próximo Partido

Domingo 27/08 - horario a confirmar | Árbitro: a confirmar
HISTORIAL EN PRIMERA DIVISION
Belgrano vs Banfield
Ganados Empatados Perdidos Diferencia
12 4 3 9
Goles a Favor Goles en Contra Diferencia
35 17 18
Mensajero