Loguearse | Registrarse
Armando Pérez, sobre el futuro de la cancha de Belgrano: No podemos hacer algo inviable

La Voz del Interior | 05/09/2014


Pérez entiende que, en Belgrano, hay otras prioridades antes que el estadio. (Foto: La Voz del Interior)
Pérez entiende que, en Belgrano, hay otras prioridades antes que el estadio. (Foto: La Voz del Interior)
 Belgrano tiene pulso propio. El club de Alberdi vive y siente cada una de las cosas que le suceden al barrio, a su gente y a la pasión que los mueve para buscar que el Celeste se transforme en el modelo a seguir en la provincia de Córdoba.

Pero desde hace un tiempo, el impulso de la gente en la cantidad de asociados, hizo que el Gigante no fuera tanto y que la pasión lo desbordara, con lo cual debió mudarse al Estadio Kempes, donde las comodidades y la capacidad le brindan espacios a todos los que desean ir a ver al equipo de sus amores. ¿Volverá algún día a jugar en Alberdi? Seguramente. Pero es Armando Pérez, el presidente de los celestes, el que tiene la palabra y la decisión final.

“Tenemos tres anteproyectos que los vamos a estudiar y analizar en los próximos días. Es lo que nos han elevado los arquitectos”, es lo primero que dice Pérez, pero (los que siempre están), el dirigente aclara: “De la posibilidad de ejecutar al hecho, hay una gran diferencia”.

–¿Complicado hacer algo en Al­berdi?
–Para hacer algo, debemos analizar todas las cosas que juegan en este tipo de proyectos. Fijate que hoy el precio de los materiales no es el mismo que había hace un mes y que puede que haya dentro de otro mes.

"Seguramente tendré que pagar el costo político de no hacer la nueva cancha de Belgrano... A mí, el cortoplacismo no me interesa ni quiero hacer una “tribunita” para ponerle mi nombre...", contó Pérez.

–Es decir que no hay chances...
–Es decir que hacer una tribuna no es la idea. Si hacemos algo, debe ser lo mejor posible, integral y que le sirva al club de cara al futuro. Seguramente tendré que pagar el costo político de no hacer la nueva cancha de Belgrano, pero si se encara algo debe ser con visión de futuro. A mí, el cortoplacismo no me interesa ni quiero hacer una “tribunita” para ponerle mi nombre...

–Los hinchas se enojarán...
–Tenemos que entender que hay otros aspectos por encima de la construcción de la cancha. Aquí hay una institución que tiene un proyecto y una política que se lleva adelante en forma ordenada y coherente. Tenemos donde jugar, no es algo prioritario. Los problemas urgentes son otros: tener dinero para los sueldos de los empleados, sostener la estructura creada y mantener la imagen del club bien alto.

–Suena a un “no” a la cancha...
–Lo que digo es que no podemos hacer algo que sea inviable o que se transforme en una hipoteca sobre el club... No podemos, ninguno de los que formamos Belgrano, ser irresponsables.

La charla con el presidente del Pirata continúa y los temas son variados. “Hay que prepararse para las reestructuraciones del fútbol que vendrán. Porque hoy tenemos 30 equipos, pero te aseguro que no hay dinero para distribuir entre tantos clubes, por lo que seguro en poco tiempo tendremos que retornar a los 20 en Primera. Entonces debemos estar listos, porque habrá 10 descensos y eso será muy traumático”, dispara Pérez.

–¿Lo pone nervioso esto?
–No, en Belgrano nadie habla de nervios. Este es un proyecto que se está cumpliendo y va por donde sabemos que tenemos que ir. Cada uno de nosotros cumple un rol y todos debemos respetar los rangos institucionales, a mí me toco el de presidente, al técnico el suyo y a los jugadores el de jugar. Si las cosas no se mezclan, todo va bien.

–¿Y lo futbolístico tampoco lo ­inquieta?
–Tenemos un buen equipo. Esto es Belgrano y los dirigentes no podemos colocarnos en la fila de los hinchas, debemos administrar y tra­bajar a conciencia. En el club nadie tendrá exabruptos ni vamos a echar a nadie por un par de resultados.

–¿O sea que Zielinski nunca estuvo en duda?
–“El Ruso” es una persona seria y honesta. Tiene contrato y es mi intención que se quede en el club hasta el último día de mi mandato, al menos así lo imagino.

–Y si decide irse ¿No piensa en plan B?
–Cuando un problema se plantea, se analizan las soluciones. Hoy no tenemos un problema, es decir que no buscamos caminos alternativos. El entrenador tiene contrato hasta diciembre de 2015... de suceder algo distinto veremos qué hacer. La muerte no tiene solución, todo lo demás sí.

Al final, cuando se habla de continuidad y de prosecución en los cargos, es inevitable preguntarle a Pérez sobre una factibilidad en la modificación del estatuto, que le pueda permitir un nuevo período en el club, porque de lo contrario en 2017 se alejará de la presidencia.
“Hay días en los que estoy muy cansado y la verdad es que no pienso en la continuidad. Lo que me preocupa ahora es el futuro de Belgrano”, cerró Armando Pérez.

1516 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
Para validar tu comentario completa el siguiente captcha:

Usuario Registrado Juanjo1975 - 200.82.1...
Me imaginaba q lo del estadio nuevo era verso.Por lo menos Armando hacé en el predio de Villa Esquiú asadores, piletas, canchas de tenis, fútbol, hockey, rugby para los q somos socios y tnemos q andar buscando por otros lados cosas q no tiene el club al q somos socios.
05/09/2014 18:56

 
MÁS NOTICIAS
Mensajero