Loguearse | Registrarse
VOLVER

23/09/2014


Imagen Ilustrativa de Cultura Arte Belgrano
Imagen Ilustrativa de Cultura Arte Belgrano
Antigua toma de agua del Suquía alto para el riego del declive; fuente de las acequias que bajaban mojando apenas las huertas de la quinta Santa Ana. Vieja toma de agua custodiada por dóciles comechingones que ¡ladinos! la usaban sin permiso, y con sonrisa pícara y alargando sin fin la sílaba de los graves fueron dando forma propia y canto y tonada al castellano recién aprendido para justificar su hurto ante el encomendero y para encarar, enfrentar y enamorar a las negras esclavas unas leguas más abajo, allá en el Abrojal. 

Cuna de taitas y cantores, describe el tango a un barrio cualquiera pero parece que te estuvieran nombrando a vos y nada más que a vos, antiguo rancherío que brotó en derredor de la toma de agua del Suquía alto, y por eso te bautizaron “Pueblito de la Toma”.

Posta de comerciantes y mineros donde daban su descanso a las bestias de carga tras jornadas interminables cargando bloques de caliza desde las caleras del oeste, o previo la travesía a las montañas misteriosas con formas de gigantes donde nace el Yuspe, o –más audaces y ambiciosos, arreando las mulas tan requeridas en el norte y en el mismísimo Potosí– desde esa posta partía la tropilla buscando el Camino Real. Por eso también algunos te apodaron “La Posta”.

Pero fue el autor de “Las Bases” tu epónimo y hoy su patronímico es más tuyo que de aquel jurista egregio que diseñó la ley de leyes. Y en tus confines, barrio Alberdi, una pluma hábil y rebelde garabateó un manifiesto en nombre de “la juventud argentina de Córdoba a los hombres libres de Sud América” y les advirtió allá en el 18’ que “La rebeldía estalla ahora en Córdoba y es violenta, porque aquí los tiranos se han ensoberbecido” y fue tu geografía, medio siglo antes de Sierra Maestra, el primer territorio libre en un continente sometido. Y tus pensiones y tus calles fueron trinchera de obreros hartos y en pie de lucha, y cuando el Gringo, el Negro y el Elpidio replegaban a los nuestros porque el Cordobazo estaba hecho, vos ni te enteraste, barrio Alberdi, y desde los techos de tus casonas, como en la invasiones inglesas, se seguía resistiendo y todo vos fuiste barricada inexpugnable para fusiles y botas que no pudieron hollarte en aquel 69’, barrio Alberdi. 

Porque tus veredas y tus plazas son numen de poetas y cantores, como tu luna (que no es la tucumana de Yupanqui ni la suburbana del tango, sino una más modesta pero más cercana lunita tuya, lunita de Alberdi) la que inspiró al Chango y la hizo tu himno, y tu chimenea de malta y de cebada que no sé si el progreso mas sí sé que la avaricia y el mal gusto voltearon inmisericordes.
Y porque de tu vientre nació el preferido de toda Córdoba y su celeste más celeste que el cielo que te alumbra le dio el color a tu rostro y a tu alma y allí eligió por siempre jamás instalar un hogar que ya no alcanza para albergar corazón tan grande y tan lleno de voces que se multiplican y se agrandan... Habrá que apretujarse hombro con hombro si ese solar que alberga a tu hijo predilecto nos va quedando chico, habrá que hacerle una piecita al fondo como hacen las familias que crecen para que siga siendo albergue de todos y ninguno la abandone. Habrá que resignar comodidades que no son nuestras, que son frías y grises y que encima quedan lejos, para volver a sentir el calor que infunde el abrazo cercano que entra desde la Hualfin, desde Orgaz y Rioja o que viene surcando los tiempos desde 1905, se hizo aliento en el 68’ y se instaló a espaldas de la cervecería para toda la eternidad. 

Por la historia, por lo que fuiste y lo que podés seguir siendo, los que en vos crecimos y los que en tu seno tienen depositado el cuore, por los indios de la Toma, por los carreros de la Posta, por la lunita cautiva, porque en vos brilló la Chacha, por la Reforma y por el Cordobazo que estallaron en tus pasajes, por el canto que resuena de negros desaforados que gritan goles y juran con música y rimas feas el amor eterno y sincero a tu hijo preferido y porque también en noches calmas -si detenés tu andar, aguzás el oído y prestás un chiquito de atención- quizás escuchés el deja vu de mi llanto lastimero a la vuelta de Banfield allá por el 87’, porque Alberdi es pertenencia, es identidad y es la casa de uno, el solar común de todos, es nuestro lugar en el mundo… VOLVAMOS A ALBERDI, BELGRANO QUERIDO.

Por Guillermo Arias
2148 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
8 + 28 =

 
Primera División 2016-2017

FICHA DEL PARTIDO
Belgrano Patronato
Horario del Partido sin datos
Formaciones

Suplentes:
DT:


Suplentes:
DT:
Acciones de Juego
Cambios en Belgrano

AUDIOS DEL PARTIDO
Próximo Partido

Martes 02/05 - horario a confirmar | Árbitro: a confirmar
HISTORIAL EN PRIMERA DIVISION
Belgrano vs Defensa y Justicia
Ganados Empatados Perdidos Diferencia
0 0 0 0
Goles a Favor Goles en Contra Diferencia
0 0 0
Mensajero