Loguearse | Registrarse
Todo vuelve
08/04/2014 00:36hs
Ignacio Martin | PortalCeleste
ignaciomartin@portalceleste.com.ar


Zelarayán mira al cielo y agradece. Belgrano volvió a encontrarse consigo mismo y le ganó a River. (Foto: Día a Día)
Zelarayán mira al cielo y agradece. Belgrano volvió a encontrarse consigo mismo y le ganó a River. (Foto: Día a Día)
…dicen por ahí. Pero que lindo es para el humilde volver contra el poderoso. Esas cosas que tiene el fútbol argentino, de ser imparcial ante el error, de permitirle al desfavorecido ese crédito tantas veces arrebatado por injusticias ajenas.

La esencia no se pierde (o se perdió ya hace mucho, diría Panzeri). Ante el error, forzado o no por parte de un árbitro que no estuvo a la altura, las voces resuenan otra vez. A River no le robaron el partido, no. River lo perdió porque no aprovechó ninguna de sus herramientas y dejó que se hiciera grande un Belgrano no muy distinto al de partidos anteriores, con excepción de un factor fundamental: Se volvió a ganar “A lo Belgrano”.

No sirve tapar el sol con la mano. A este equipo le faltan muchas cosas por mejorar. Pero es sabido que los buenos resultados (sin decir que esté bien o mal esto) dan tranquilidad y permiten mirar para adelante con la cabeza fría. Porque el análisis con el 1-1 final hubiera sido otro, pero no se puede dejar pasar que desde afuera se volvió a pensar en que Belgrano lo podía ganar. Daba la sensación que por empuje y garra la pelota podía entrar. Tuvo que ser el “Chino”, que con la 10 en la espalda se animó a pensar distinto para convertir. Con fortuna, obvio. Pero tantas veces la moneda cayó para el otro lado que al hincha le importa poco eso. O mejor dicho, le reconforta saber que no siempre la suerte es de los otros. Que la suerte se va y vuelve. 

Sin grandes argumentos, el “Pirata” tuvo la actitud necesaria para paliar sus desórdenes defensivos. Ante un River sin más argumentos que tener la pelota y abrir la cancha, Belgrano absorbió a Lanzini y dejó solo a Cavenaghi y a Teo Gutiérrez. El colombiano apenas tuvo algunas apariciones esporádicas además del gol del empate. Otra vez a los dirigidos por Zielinski hicieron agua (valga la metáfora) por derecha cuando Rigoni subía al ataque y Barrios se cerraba al medio. Esto, sumado a que el resto de la defensa marcaba en línea, llevó a que Olave se luciera otra vez, redimiéndose de su error en el tanto de Teo. Tras la mala salida ante el delantero riverplatense, el arquero volvió a demostrar seguridad bajo los tres palos. Esa seguridad que todavía no termina de volver entre los cuatro del fondo.     

Para no pecar de hipócrita, hay que repetir lo dicho en partidos anteriores cuando el perjudicado fue Belgrano. Hoy en día es muy difícil hablar de errores intencionales o no. La calidad del arbitraje es tan mediocre (para no decir otro adjetivo) que cuesta mucho saber fehacientemente si un árbitro cobra con la intención de perjudicar o no a tal o cual club. Simplemente resta decir que Echenique no estuvo a la altura del partido, nada muy diferente a lo que pasa con Maglio, Pitana o Pompei. Echarle la culpa al referí de turno es casi siempre una forma de ocultar errores propios, de esos que River tuvo y muchos. Belgrano ganó porque se equivocó menos y contó con uno que se animó a otra cosa. Será por eso que lo tratan de “distinto” al 10, que lo hizo volver al triunfo a Belgrano.

“Todo vuelve” y contra River tiene ese gustito especial, sin dudas.
1419 vistas

COMENTARIOS

Usuario: Anonimo
Comentario:
Anti-spam:
11 + 20 =

 
Próximo Partido

Domingo 29/10 - horario a confirmar | Árbitro: a confirmar
HISTORIAL EN PRIMERA DIVISION
Belgrano vs Boca Juniors
Ganados Empatados Perdidos Diferencia
10 7 15 -5
Goles a Favor Goles en Contra Diferencia
35 47 -12
Mensajero